X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la salida de carlos ramírez de la alcaldía, más cerca 

La salida de Miguel Zaragoza se podría desbloquear: el alcalde condenado, forzado a dimitir 

14/04/2018 - 

ALICANTE. La dimisión de Miguel Zaragoza como diputado provincial del PP en la Diputación de Alicante podría estar cerca; las circunstancias que se deberían dar ello han cambiado: su sustituto, Carlos Ramírez, actual alcalde de San Fulgencio, que está condenado por prevaricación, podría dimitir en breve, una vez que los grupos de la oposición del municipio ya han solicitado la convocatoria de un pleno extraordinario para dar cuenta de la sentencia que le inhabilita para ejercer el cargo. De confirmarse todo este proceso, el portavoz del PP de Catral y asesor en la institución, Joaquín Lucas, se convertiría en el sustituto de Zaragoza en la institución provincial.

De momento, el enroque de Caros Ramírez lo frenaba todo. Los partidos de la oposición en San Fulgencio, PP, PSOE y el Partido Independiente de las Nacionalidades, que suman cinco concejales, han solicitado un pleno extraordinario, de manera que se deberá dar cuenta de la dimisión de Ramírez, tal y como le exige la Fiscalía después de la condena a ocho años y medio de inhabilitación por fraccionamiento de contratos. Si se ejecuta al largo del mes de abril, el PP cogería aire y ya vería con buenos ojos la dimisión del diputado Miguel Zaragoza, procesado por un caso de prevaricación ambiental e investigado por prevaricación, malversación y cohecho por el caso de la Clínica Gran Alacant.

Pero antes debe consumarse la salida de Ramírez de la corporación de San Fulgencio y, de esta manera, correría la lista de suplentes de diputados provinciales del partido judicial de Elche, y entraría Joaquín Lucas.

Nuevo alcalde de San Fulgencio

La salida de Ramírez también provocaría la elección de un nuevo alcalde, con lo que el PP podría recuperar la vara de mando, como partido más votado, con siete concejales en 2015, si no hay un acuerdo del resto de formaciones que sumen siete regidores. Actualmente, la corporación está formado por: seis ediles no adscritos -Ramírez y cinco ex PP-; el representante del PP, Manuel Gómez; dos concejales del Partido Independiente de las Nacionalidades; por dos regidores del PSOE; uno de la Agrupación Popular de San Fulgencio y las Urbanizaciones, y otro UPyD. El PP recuperaría el segundo concejal con la salida de Ramírez y seguiría siendo, a la hora de elección, la lista más votada. No obstante, los 5 no adscritos puede decantar la elección si hay pactos de última hora.

Noticias relacionadas

next