X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La igualdad en la UE avanza "a paso de caracol", con España por encima de la media

14/10/2017 - 

MADRID (EP). España ha logrado una puntuación de 68,3 puntos en materia de igualdad en la última década, según se desprende de un estudio realizado por el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE) sobre los avances en materia de igualdad en la Unión Europea de los 28 en el periodo comprendido entre 2005 y 20015, por lo que el país se sitúa dos puntos por encima de la media (66,2). El ránking está liderado por Suecia y alerta de que los avances se producen "a paso de caracol".

En esta edición, presentada este miércoles 11 de octubre en Bruselas, EIGE incorpora nuevos elementos con el fin de dar una imagen más precisa de las realidades a las que se enfrentan las mujeres y los hombres que viven en la UE, además de reflejar las tendencias de la igualdad de género en los últimos diez años.

El Índice asigna a los Estados miembros puntuaciones que van de 1 (que corresponde a una completa desigualdad) a 100 ( equivalente a la plena igualdad). No sólo mide las brechas existentes en materia de género entre mujeres y hombres, sino que también tiene en cuenta el contexto del país y los distintos niveles de logros alcanzados en los Estados miembros en diversos ámbitos.

Así, el Índice de igualdad de género consta de seis dimensiones fundamentales (trabajo, dinero, conocimiento, tiempo, poder y salud), además de dos dimensiones satélite (violencia e intersección de las desigualdades).

En el caso de España, logra en Trabajo un 72,4 (la media europea es de 71,5); en Dinero un 75,9 (79,6 la media); en Conocimiento, un 65,3 (63,4 la media); en Tiempo, un 64 (65,7 la media); en Poder, un 57 (48,5 la media) y en Salud, 89,6 (87,4 la media). En el caso de violencia, este campo aparece en blanco ante la falta de datos armonizados en la UE.

A nivel general, el EIGE señala que la UE de los 28 está avanzando aunque, en líneas generales, el progreso "es muy lento" como refleja el hecho de que, en comparación con el informe publicado hace diez años, la media europea ha subido en cuatro puntos en una década.

En esta edición, el país mejor situado es Suecia, con 82,6, mientras que el último de la clasificación es Grecia, con 50. El informe hace una alusión especial a los avances de Italia, que ha ganado en la última década 12,9 puntos, hasta los 62,1 actuales.

Los autores del estudio argumentan que aún se está "muy lejos de llegar a una sociedad de igualdad de género" y consideran que "todos los países de la Unión Europea pueden mejorar" pues, en algunas áreas, las brechas son aún mayores que hace diez años.

"Desigualdad en todas las áreas"

En rueda de prensa en Bruselas, la directora del Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE), Virginija Langbakk, ha destacado que el índice "demuestra claramente si las políticas gubernamentales están a la altura de las necesidades específicas de mujeres y hombres".

"Los nuevos resultados del Índice de Igualdad de Género muestran que en todas las áreas de la vida prevalece la desigualdad. Esto significa que Europa tiene el deber de actuar. Este año voy a proponer nuevas medidas para ayudar a empoderar a las mujeres y abordar las diferencias salariales entre hombres y mujeres", ha añadido por su parte la Comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová.

"La igualdad no se trata de hacer a las mujeres más parecidas a los hombres, sino de crear un entorno en el que ambos sexos puedan tener opciones iguales y participar plenamente en la vida social, laboral y familiar", ha indicado.

Los principales avances de la década se han producido en el ámbito de la toma de decisiones, especialmente en el sector privado lo que demuestra, según el estudio, que la presión política y pública funciona. El informe también analiza la situación en los medios de comunicación, donde hay más mujeres que estudian periodismo (dos tercios de los graduados), pero pocas son las que llegan a la cima (las mujeres dirigen el 22% de los organismos públicos de radiodifusión en la UE).

En el ámbito de la investigación, las mujeres representan menos de un tercio (27%) de los responsables de las organizaciones, un porcentaje que es inferior en el sector deportivo, donde las mujeres ocupan el 14% de los puestos más altos en las federaciones deportivas de la UE.

Uso del tiempo

El estudio analiza además el uso del tiempo por parte de mujeres y hombres y refleja que sólo un tercio de los hombres participa diariamente en la cocina y las tareas domésticas, en comparación con el porcentaje de mujeres (79%). Por el contrario, los hombres también tienen más tiempo para actividades deportivas, culturales y de ocio.

El informe pone asimismo el foco en las mujeres migrantes, que tienen una carga especialmente alta cuando se trata de cuidar a sus familiares, en comparación con las mujeres nacidas en la UE (46% y 38%, respectivamente).

En este sentido, por primera vez, esta edición del Índice muestra brechas entre diferentes grupos de mujeres y hombres ya que, dependiendo de la edad, educación, país de nacimiento, discapacidad y tipo de familia de una persona, su vida puede ser completamente diferente al resto de la población.

Por ejemplo, las personas con antecedentes migrantes duplican su riesgo de pobreza en comparación con las mujeres y los hombres nacidos en la UE. Además, las mujeres que son madres pero no tienen pareja tienen más dificultades para acceder a los servicios médicos y de salud que las parejas con hijos.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha hecho alusión a este estudio durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados en una interpelación urgente de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea sobre igualdad retributiva entre hombres y mujeres. En su intervención, Báñez ha asegurado que "la igualdad es un asunto que atañe a todos" y ha argumentado que "la igualdad de oportunidades empieza por el empleo".

En referencia al índice, ha destacado que España se sitúe por encima de la media, y ha subrayado los avances en labores domésticas y cuidado a dependientes. "La imagen de España es muy positiva y tenemos que seguir trabajando juntos para que en España haya una mayor igualdad de oportunidades", ha apostillado.

Noticias relacionadas

next