X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL GRUPO DE SÁNCHEZ (CS) PIDE QUE LOS DIPUTADOS NO ADSCRITOS NO PUEDAN FORMAR GRUPO PROPIO

La guerra sigue fuera de Ciudadanos

27/06/2017 - 

VALÈNCIA. El enfrentamiento entre los ex de Ciudadanos y el grupo parlamentario en Les Corts no se terminó tras las dos ruedas de prensa del pasado viernes. La guerra entre ambos continúa. Y tiene la posición y margen de actuación de los diputados no adscritos en la Cámara valenciana como principal caballo de batalla. Si los antiguos parlamentarios Alexis Marí, David de Miguel, Alberto García y Domingo Rojo quieren disfrutar de cierto margen para poder continuar con su trabajo parlamentario, la formación naranja quiere evitarlo.

En la primera jornada de los cuatro diputados como ex de la organización de Albert Rivera, en Ciudadanos han pedido a la Mesa de Les Corts que éstos no puedan formar grupo propio y "gocen exclusivamente de los derechos reconocidos reglamentariamente a los diputados y diputadas individualmente considerados".

Ahora bien, este no ha sido el único requerimiento que han hecho desde el grupo de Mari Carmen Sánchez. En el escrito, firmado por los portavoces adjuntos de Ciudadanos, Juan Córdoba y Mercedes Ventura, piden que se ubique a Marí y a sus afines "en otro lugar del hemiciclo, al no pertenecer ya al Grupo Parlamentario" de los firmantes. Una consideración que, aunque no la recoja el Reglamento de Les Corts, ya se cumple con otros diputados no adscritos como Miguel Domínguez, ex del PP e investigado en la operación Taula y Covadonga Peremarch, expulsada de Podemos tras requerírsele el escaño y ésta no devolverlo después de ser sancionada por la Comisión de Garantías Democráticas Estatal del partido por inscribir a menores en el censo para primarias al Consejo Ciudadano de Alicante.  

La síndica de Cs, Mari Carmen Sánchez, y el portavoz adjunto, Juan Córdoba.

Así, mientras desde Ciudadanos se intenta que estos cuatro diputados no adquieran más margen de maniobra del que les corresponde, los ex de la formación naranja solicitaron al president de la Cámara valenciana, Enric Morera, poder disfrutar de algunos derechos para poder continuar con el trabajo parlamentario. Los cuatro diputados pidieron que se les reconocieran las distintas potestades que atribuye a la figura de diputado no adscrito el Reglamento del parlamento valenciano -atendiendo al acuerdo de la Mesa de Les Corts al que se llegó en 2008 tras convertirse Gloria Marcos en la primera diputada no adscrita-. Se trata de cuestiones como realizar interpelaciones a los miembros del Consell con contestación oral en pleno o a presentar Proposiciones No de Ley en las comisiones, para lo que requieren cuatro firmas, o solicitudes de documentación. 

Los parlamentarios van más allá y piden poder presentar y defender propuestas de resolución en el Debate de Política General y enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat. Así como que cada uno pueda participar en tres comisiones diferentes de manera que puedan cubrir las distintas áreas del Consell. Las razones, trasladan a Valencia Plaza, son "seguir trabajando en lo que queda de legislatura". Conviene señalar que, en el grupo parlamentario al que pertenecían, fueron de los diputados más activos. De hecho, de 7.250 iniciativas de Ciudadanos, 3.084 corresponde a estos cuatro parlamentarios.

En el escrito, además, designan a Marí como interlocutor ante la Mesa y la Junta y como representante con voz y voto en la Diputación Permanente. Una cuestión que el reglamento fija en el quinto apartado del acuerdo de 2008 para las coaliciones electorales: "En el caso específico de coaliciones electorales, si todos los diputados y diputadas pertenecientes a una misma formación política dejasen de pertenecer, por cualquier causa, a su formación de una agrupación de diputados no adscritos, previa certificación de su pertenencia a la citada formación política. En este caso, podrán nombrar un representante ante la Mesa de Les Corts que, a su vez, formará parte con voz y voto de la Diputación Permanente, así como un representante en cada una de las comisiones a las que queden adscritos que ejercerá como portavoz de la agrupación".

Domingo Rojo, Alberto García, Alexis Marí y David de Miguel. Foto: KIKE TABERNER

No obstante, todas estas cuestiones deberán ser resueltas por la Mesa de Les Corts la próxima semana, pues, previamente a su resolución, debe pronunciarse la Junta de Síndics. Algo que no pudo hacer este lunes debido a que los grupos parlamentarios no pudieron estudiar la petición de Ciudadanos con la suficiente antelación al ser presentada esa misma mañana antes de la reunión en el registro de entrada.

Con esto, la próxima semana –cuando se vuelva a reunir la Junta de Portavoces– la Mesa de Les Corts también deberá asignar a los cuatro exdiputados de Ciudadanos el espacio donde ubicarse y los medios materiales para desarrollar su funciones, tal y como les reconoce el reglamento de la Cámara. El artículo 29 del reglamento fija, específicamente, que la Mesa, de acuerdo con la Junta de Síndics, "podrá asignar a los diputados o diputadas no adscritos los medios materiales que considere adecuados para el cumplimiento de sus funciones".

La ofensiva del grupo al que pertenecían llega después de que la semana pasada les advirtieran de que tomarían "medidas para reclamarles el acta" a la cual no renunciarán. Según la legislación vigente, no se les puede requerir ya que tanto el artículo 67 de la Constitución Española, como la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) establecen que el mandato es representativo y no imperativo. Esto es, que la persona resulta electa por sí misma y, por lo tanto, las actas son personales y no pertenecen al partido. 

"Lo acordado otras veces"

La portavoz adjunta del PP, María José Catalá, indicó tras la Junta de Síndics que su grupo estará "vigilante" ante "las maniobras que podría estar dirigiendo el presidente de las Corts", Morera, o desde "el tripartito" hacia "estos cuatro diputados a efectos de mayorías". Así, señaló que la suma necesaria para sacar adelante reformas como la renovación del Consell Jurídic Consultiu o la Sindicatura de Comptes, es de 60 diputados y no 59, como suman los parlamentarios de PSPV, Compromís, Podemos, los cuatro no adscritos y Peremarch. 

Por su parte, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, apuntó tras la junta de portavoces que los cuatro diputados que han dejado Ciudadanos "no son tránsfugas" porque "no se van para hacer una moción de censura ni para alterar la configuración de la Cámara". Al mismo tiempo matizó que para decidir su futuro en Les Corts debe "aplicarse el reglamento" y tener en cuenta los "antecedentes" de situaciones similares que se han dado en el pasado.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, coincidía con Mata al asegurar respecto a esos cuatro parlamentarios que su situación se debe "estudiar" atendiendo a "lo acordado otras veces" y "al reglamento". Una postura que también comparte el síndic de Podemos, Antonio Montiel.

Nuevo Comité Autonómico

Mientras se libra la batalla entre los ex y el actual grupo parlamentario, en Ciudadanos siguen con su renovación de órganos. Este lunes el Comité Ejecutivo aprobó los nuevos nombramientos del Comité Autonómico de Ciudadanos. Una renovación que mantiene a Fernando Giner como portavoz autonómico y a Emilio Argüeso al frente de Organización. Además, Jesús Gimeno estará al frente de Acción Institucional, Toni Cantó de Comunicación, Marta Martín en Programas y Áreas Sectoriales y Yaneth Giraldo en Relaciones Institucionales. 

Noticias relacionadas

next