X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

impugnación frente a la sentencia que anula el primer cambio 

La batalla del callejero sigue pese al pacto político: la jueza remite al TSJ la disputa entre PSOE y PP 

9/01/2018 - 

ALICANTE. El litigio sobre el callejero de Alicante sigue en pie pese al acuerdo político alcanzado en el pleno del 28 de de diciembre. El Ayuntamiento y el PP volverán a defender posiciones enfrentadas en la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en el plazo de un mes, salvo que el equipo de Gobierno dé un paso atrás. 

El juzgado de lo Contencioso número 4 de Alicante notificó este lunes a las dos partes la remisión del expediente hasta el alto tribunal para que dirima sobre el asunto. Se trata del trámite preceptivo después de que los populares hayan interpuesto el escrito de oposición frente al recurso de apelación registrado por el Ayuntamiento contra la sentencia que anula el cambio de nombres, aprobado por el ya extinto tripartito en noviembre de 2016.

En la práctica, la notificación conlleva que el equipo de Gobierno mantiene el ejercicio de acciones contra la sentencia favorable al PP incluso después de que todos los grupos con representación municipal refrendasen en el último pleno el acuerdo por el que se pacta la retirada de 36 denominaciones. Es decir, que el Ayuntamiento persiste en su estrategia y mantiene la legitimidad del procedimiento seguido para ajustar la denominación de las vías públicas a la Ley de Memoria Histórica, a través de un acuerdo adoptado en Junta de Gobierno.


El actual equipo de Gobierno, constituido por el PSOE en solitario tras el abandono de Guanyar y Compromís, podría haber retirado su recurso en el plazo de cinco días hábiles transcurridos desde que se adoptó ese acuerdo plenario. Es más, el grupo municipal del PP emplazó públicamente al PSOE a dar ese paso para ratificar el consenso político alcanzado en torno al objeto de la disputa. Sin embargo, no se ha tomado esa decisión y, en principio, no se piensa tomar: el objetivo del PSOE es mantener el proceso abierto como una especie de medida preventiva al menos hasta que se complete la ejecución del acuerdo.

Como publicó este diario, la sustitución de los nombres con referencias franquistas todavía debe quedar ratificada en las Juntas de Distrito y ese es un proceso al que aún no se le ha dado curso. La Concejalía de Memoria Histórica prevé fijar un calendario a lo largo de este mes para someter los cambios y las nuevas nomenclaturas al criterio de los cinco distritos vecinales.

Noticias relacionadas

next