X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe de Cierval

La Comunitat necesita 20.700 millones de euros en inversiones, según la patronal

18/11/2016 - 

VALENCIA. Un total de 20.700 millones de euros. Esta es la friolera a la que ascienden las inversiones "necesarias para el desarrollo económico de la Comunitat Valenciana", según consta en un detallado informe en el que la patronal autonómica Cierval lleva meses trabajando y al que ha tenido acceso Valencia Plaza.

Se trata de un exhaustivo trabajo recopilatorio que, tras haber sido recientemente finalizado, será próximamente remitido a la patronal CEOE para que lo incorpore a un macroinforme nacional sobre las necesidades de inversión en el conjunto de España. La intención de la organización empresarial es convocar un acto institucional para dar a conocer su estudio al Consell y que la CEOE haga lo propio con el Gobierno central.

La cifra de 20.700 millones de euros se refiere a las inversiones pendientes en la Comunitat, tanto del Estado como de la administración autonómica. Tras su presentación en Valencia y en Madrid, el objetivo de los empresarios es abrir una ronda de encuentros con las administraciones para que las inversiones propuestas se proyecten en el tiempo, con plazos concretos para evitar que su ejecución se eternice.

Solo en transporte, las necesidades de la Comunitat rozan los 13.000 millones de euros

El trabajo desgrana las necesidades en ocho apartados, de los que el más abultado es el dedicado al transporte, valorado en un total de 12.900 millones de euros. En él se integran capítulos dedicados al "impulso del transporte eficiente de mercancías", la "mejora de los accesos a las ciudades", el "desarrollo y renovación" de carreteras y líneas de ferrocarril y la "creación y ampliación" de infraestructuras para atender a la demanda creciente.

El grueso corresponde a las obras del Corredor Mediterráneo en doble plataforma para mercancías y pasajeros, una reclamación unánime que se ha intensificado en los últimos meses, sobre todo a raíz de los retrasos del Gobierno en la ejecución de la solución temporal del tercer carril, del que precisamente ya se ha finalizado la instalación de la vía entre Castellón y Valencia, según anunció este jueves el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues.

Tras el apartado de transporte se sitúan los de urbanismo (con 3.150 millones de euros desglosados en cuestiones de movilidad, integración y rehabilitación urbana), Agua (con otros 1.747 millones de euros), Social (1.320 millones), Mantenimiento (726), Medio Ambiente (550) y Energía (450). El octavo capítulo, dedicado a aspectos relacionados con la digitalización, carece de presupuesto estimado.

Como es lógico, el grueso de la inversión lo aglutinan infraestructuras, a excepción de inversiones en energía, medio ambiente y del capítulo 'social' -en el que computan necesidades en materia de educación, justicia y bienestar cuyos costes van más allá de la obra pública-.

Las proyectos pendientes van desde los ejes prioritarios de transporte hasta la construcción o la reforma de colegios, la construcción de instalaciones hídricas o la construcción y equipamiento de nuevas sedes judiciales en distintos municipios de la Comunitat.

Por volumen, al margen de los 6.000 millones de inversión que requiere el Corredor Mediterráneo, en el estudio realizado por la patronal destacan los 2.340 millones de euros necesarios para el soterramiento y las conexiones de la estación norte de Valencia, desde el eje pasante (848 millones) a la estación central (968 millones).

También se desglosan en el informe los 360 millones de euros necesarios para desarrollar el corredor cántabro-mediterráneo, otra de las reivindicaciones empresariales clave de los últimos años, o los 955 millones de euros para construir el conocido como tren de la costa en distintos tramos entre Gandia y Benidorm.

Las inversiones pendientes en ferrocarril convencional suman 200 millones de euros, de los cuales 150 irían para la línea 2 del metro en el tramo entre Xàtiva y Nazaret. Mientras, la renovación y mejora de la red de cercanías requiere de 265 millones de euros en proyectos como la mejora de la red en Alicante (88 millones) o la duplicación de la vía en el tramo entre Cullera y Gandia (102 millones).

La patronal reclama también la inversión de 440 millones de euros en proyectos de rehabilitación de viviendas públicas y en urbanismo, de 895 millones para construir 94 nuevos colegios y 60 barracones de colegios existentes y para rehabilitar 116 centros, entre otros proyectos.

El empresariado valenciano ya recopiló en 2014 las que a su juicio eran las necesidades básicas en infraestructuras para el desarrollo de la Comunitat en un documento suscrito por todas las patronales territoriales de la región, las asociaciones del sector, la Cámara de Contratistas, AVE y la Fundación ProAVE y las Cámaras de Comercio. El documento fue presentado en un acto de gran formato para escenificar la unidad empresarial ante una situación "discriminatoria" para la región.

En ese informe, las patronales cifraron el déficit de inversión del Estado en la Comunitat Valenciana en 6.450 millones de euros durante el periodo 2000-14. En promedio, la inversión del Estado en la Comunitat en ese periodo representó el 7,7 % de la media nacional, lejos del peso del 10,7% que supone su población respecto al conjunto del país.

Noticias relacionadas

next