X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el plan es ahora más ambicioso... y duradero

La obra de la Corredora y el Plan Centro de Elche tendrán que esperar a la próxima legislatura

3/08/2018 - 

ELCHE. Tras tres horas y media de reunión, pasadas las 22 de la noche del miércoles, el tripartito ilicitano salía de la reunión sobre la Corredora, junto a partidos y colectivos vecinales y comerciales, con aires de victoria. O al menos eso intentaba vender sobre el proyecto de peatonalización de la Corredora, ahora Plan Centro, tras varias modificaciones y un plan más ambicioso para revitalizar el casco histórico y el comercio, hoy en horas bajas —dependiendo de la calle y del nivel de dramatismo que se le quiera inyectar— tras el cierre de varios locales. En realidad, lo que había conseguido era un balón de óxigeno in extremis, prácticamente apurando los tres meses de moratoria acordados para consensuar. 

Pero una vez más, depende de cómo se mire. Lo que hace unos meses era la gran obra de la legislatura, ahora queda vista para sentencia. El año que viene se sabrá más. Al menos sobre los aspectos relevantes que son el grueso del rebautizado proyecto, ahora Plan Centro, sin Corredoras en el título. Precisamente las peatonalizaciones, que se ampliarán a otras calles, como explicó ayer Alicante Plaza, quedarán supeditadas al proyecto del Mercado Central, algo que ya se había acordado en una de las anteriores reuniones. 

De nuevo, en manos de Icomos y Generalitat

En otras palabras, la solución del embrollo tendrá que venir de la mano de un informe de Conselleria de Cultura, que tiene competencias para actuar si lo ve conveniente, pero de momento prefiere no hacerlo —lo que a su vez desconcierta al Ayuntamiento, que ya tiene un informe técnico sobre el aparcamiento y el proyecto—, quizá esperando a que el Consistorio maniobre para no tener que mojarse de lleno; o de la mano de un nuevo informe de Icomos, que tendrá que dilucidar si ratifica o no el primer informe, tras reunirse con más colectivos afectados por el sempiterno proyecto. Sendos tienen la llave para decidir el futuro de demasiadas cosas: la viabilidad o no del proyecto, el cómo y el cuándo, y con este, puede que también parte del futuro del tripartito, que para presentar este nuevo plan, recondujo a su senda al Partido de Elche y de nuevo a Ciudadanos; dos partidos que tenían dudas sobre la gestión que se estaba haciendo de la peatonalización.

Una definición, la del ‘consenso’, que llegó porque la mayoría de los asistentes, según cuentan varias de las fuentes presentes, estuvieron de acuerdo en 9 de los 10 puntos, inclusive el Partido Popular, el más escéptico con todo el asunto, al ver que su plan para el Mercado Central no avanza. Ellos mismos explicaron que el proyecto contemplaba la peatonalización de la Corredora Urbanismo defendió que tan sólo se presentaba como mejora y era una peatonalización superficial e insuficiente— y la puesta en valor de los Baños Árabes —la concejalía estimó que los 50.000 euros contemplados para ponerlos en valor es insuficiente—, aún con un vallado provisional a la espera de ver cuándo puede vestirse de gala como lo merece, y si se termina por excavar la parte del hammam que aún falta por ver la luz.

Algo más cercano a un proyecto de ciudad

Entre las novedades que tendrá el Plan Centro, desvíos de tráfico por los alrededores del centro, al que sólo podrán entrar coches residentes, la reducción de la mitad del tráfico prevista para la calle Ángel y Alfonso XII en el proyecto inicial, dos líneas menos para estas calles —que irán por Vicente Blasco Ibáñez y Avenida de la Libertad—, la puesta en marcha de varios de estos vehículos híbridos a medio y largo plazo, peatonalización en Fatxo, Uberna, Eres de Santa Llucia, Capitán Lagier… También se proponen medidas de control para aumentar la seguridad vial, mejora de señalización tanto para los destinos turísticos y patrimoniales como para los aparcamientos en rotación —señalización dinámica—, unos espacios para los que ya se licitaron las instalaciones de nuevas señalizaciones verticales sin leds. Además, como sorprendente novedad, se pretende la creación a medio plazo de un millar de nuevos aparcamientos subterráneos entre Candalix y Josep María Buck.

Lo que iba a estar en 2018, estará en un plazo de dos/tres años

Son obviamente, medidas irrealizables en lo que queda de legislatura. De hecho, como indicó el alcalde, llevarán al menos dos o tres años. Lógico teniendo en cuenta que se trata de un plan ambicioso. De hecho, según el líder de Ciudadanos David Caballero, se han comprometido todos los partidos a seguir con el proyecto esté quien esté en el gobierno. Eso sí, a pesar de que serán actuaciones importantes a medio plazo, el alcalde Carlos González aseveró que desde ya se va a trabajar en otras intervenciones en el corto plazo de menos peso como la mejora de la señalización ordinaria para elementos turísticos y patrimoniales, la señalización dinámica para los aparcamientos o la adecuación de la calle Alfonso XII, de la que se suspendió la adjudicación sobre la bocina, antes de la demora de 90 días.

El PP no es tan optimista y ve flecos sueltos

Todo ello, deberes para el próximo cuatrimestre, que sin embargo para el PP son “puro humo y una patada hacia delante”. En ese sentido, el consenso puede ser amplio en tanto que todos quieren un centro peatonal, dinámico, iluminado y moderno, pero tanto ellos como algunas de las asociaciones comerciales le ven lagunas al proyecto por la falta de concreción y de plazos, sobre todo pendientes de lo que pase con el mercado. De hecho, señalan que con la tercera fase de las catas del mercado —que empezarán tras las fiestas, con un plazo de cuatro meses— y a sabiendas de que queda una última fase de excavación, o que la Conselleria de Cultura no suele emitir informes con celeridad, la situación se puede dilatar hasta febrero para saber qué pasará con el mercado. A las puertas de las elecciones. Por eso piensan que no se puede abordar como es debido el asunto en ese contexto, aparte de que le ven lagunas al hecho de que no haya un diagnóstico y no esté muy cerrado el acceso únicamente para residentes al centro.

En resumidas cuentas, la revitalización del centro, la peatonalización, los baños o el refugio; todo,sigue en la misma situación que hace un mes. Aunque ahora hay un proyecto más ambicioso sobre la mesa, más cercano a lo que se espera de un proyecto de ciudad o centro, aunque eso tiene sus daños colaterales —para los cortoplacistas—: tardará en ejecutarse varios años. Puede que un alivio para algunos, ya que no tendrán que competir electoralmente con quien ha peatonalizado la Corredora, podría dar buenos votos si se hace bien. Así pues, las cuestiones de envergadura y de verdad definitorias, quedan en el aire. Al menos hasta mayo de 2019, si los comicios cambian los colores del equipo de gobierno.


Noticias relacionadas

next