X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de congreso psoe alicante IBEX 35 BOLSA ESPAÑOLA

La garra blanquiazul de Kelme

Foto: AP
1/05/2017 - 

ALICANTE. Nueve años después, Kelme volverá a vestir al Hércules.

Los dos próximos cursos, la marca de la garra será el proveedor técnico del equipo, encargándose además de la explotación de la tienda oficial del club blanquiazul.

La noticia, adelantada este domingo por nuestros compañeros David Esteve del Diario AS y Lucas Verdú del Diario INFORMACIÓN, supone que la relación entre el Hércules y el gigante estadounidense Nike (con su filial en España) toca a su fin después de casi siete años, tras prorrogarse en 2014 el contrato que les unía desde 2010, cuando el club optó por buscar un nuevo proveedor ante los problemas surgidos con Astore, firma de Arrasate que había cogido precisamente el testigo de Kelme en el verano de 2008 y que año y medio después optaba por rescindir su vinculación con el Hércules ante sus reiterados impagos.

La histórica marca ilicitana sigue ligada a una sociedad domiciliada en la ciudad de las palmeras, concretamente a New Millenium Sports SL que se encuentra radicada en Elche Parque Empresarial y opera en 40 países. Kelme es proveedor técnico de la Liga Nacional de Fútbol Sala, varios clubes de la misma como El Pozo de Murcia, la sección de fútbol sala del Elche CF, la selección nacional de fútbol de Kosovo o el Rayo Vallecano de Madrid que milita en la LaLiga 1l2l3 y cuya segunda y tercera equipación han llamado la atención tanto por su originalidad como por sus mensajes.

La mercantil New Millenium Sports SL adquirió la marca de la garra después de la entrada en liquidación en enero de 2015 de Desarrollos Urbanísticos Aguamarga SL, denominación tras la que se encontraba la originaria empresa zapatera Kelme y a cuyo rescate, sin suerte, acudieron tanto el Instituto Valenciano de finanzas como las cajas valencianas a través del fondo Tirant.

Noticias relacionadas

next