X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

alta participación pero un casi un 32% de voto en contra

Iglesias y Montero se salvan en la consulta del chalé pero no mejoran la situación de Podemos

28/05/2018 - 

VALÈNCIA. La consulta sobre la continuidad de los dos máximos referentes de Podemos, el secretario general, Pablo Iglesias, y la portavoz en el Congreso, Irene Montero, se saldó este domingo con la salvación de ambos al cosechar un 68,4% de votos favorables y la participación más alta de la historia de la formación morada en un proceso de estas características.

La votación nacía de un intento por acallar el debate surgido por la compra de la pareja de un chalé por 600.000 euros. Una operación privada que generó un fuerte revuelo por las críticas que Iglesias hizo en el pasado a la adquisición de un ático por parte del ministro Luis de Guindos por el mismo precio. El eje central del malestar en ciertos sectores del partido y los dardos procedentes de diversos medios de comunicación giraba en torno a la coherencia o no de la decisión de esta compra en relación al ideario de Podemos.

¿Sorpresa en el resultado? No mucha. Iglesias y Montero no se conformaban con obtener el apoyo para su continuidad sino que además aseguraban que dejarían sus puestos si la participación era baja. Dicho y hecho. La consulta arrojó este domingo un balance en este apartado superior al proceso de Vistalegre II, batiendo el récord de Podemos incluso pese a que en aquel proceso se enfrentaba nada más y nada menos que el proyecto de Iglesias con el de Íñigo Errejón, el otro dirigente más afamado de la formación morada.

Así, en esta consulta han participado casi 190.000 personas, 33.000 más que en el Vistalegre II. En cuanto al apoyo recibido, los números son suficientes también para la continuidad de Iglesias y Montero, aunque prácticamente uno de cada tres militantes se ha decantado por enseñarles la puerta de salida. Pese al aumento de la participación, Iglesias ha conseguido prácticamente un respaldo idéntico al que logró en el citado VistalegreII, 128.000 votos.

Iglesias junto a Pablo Echenique, al frente de Organización, el área encargada de la consulta. Foto: EFE

Así pues, el resultado debería servir para cerrar el tortuoso episodio del chalé. La participación ha sido más que aceptable para avalar a los dos dirigentes, de la misma manera que también es óptimo el 68%. Ahora bien, resulta más que discutible que este proceso haya servido -o vaya a servir- para algo positivo a Podemos.

Sí ha sido útil para ratificar que un tercio de militantes activos querían echar a Iglesias y Montero por un asunto que, según los resultados ofrecidos ha interesado a más inscritos que los cualquier debate sobre documentos, líderes o pactos que haya llevado Podemos a las urnas. 

Noticias relacionadas

next