X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al portavoz de compromís en la diputación de alicante

Gerard Fullana (Compromís): "A los municipios les hemos enseñado que no deben aceptar el reparto clientelar de la diputación"

19/08/2018 - 

ALICANTE. El portavoz del grupo Compromís en la Diputación de Alicante, Gerard Fullana (Xaló, 1981), hace balance del curso político en la linstitución provincial después de unos meses con mucha intensidad con los debates surgidos a raíz de las denominadas ayudas nominativas o a la carta, en el que determinadas municipios recibían ayudas al 100% de un proyecto en concreto sin necesidad de ir a un convocatoria. Aunque los valencianistas finalmente las impugnaron por considerarlas discrecionales, las ayudas no se aprobaron después de que PP, PSPV y Compromís alcanzaran un pacto para distribuir los remanentes de tesorería de manera objetiva; es decir, a tanto euro por habitante tuviera el municipio, una fórmula que el partido de Fullana siempre han defendido desde el inicio.

[La entrevista se realiza un día después de que el pleno aprobara el 31 de julio el último plan inversor de la Diputación de Alicante]

-¿Qué balance extrae de lo sucedido en el último pleno, en el que el acuerdo entre los tres grupos políticos para el reparto de ayudas a ha venido a darle lar razón a Compromís?

-El balance es bueno. La rectificación del PP y PSPV en la dirección de otorgar los mismos criterios a todos los municipios es un avance en la Diputación que no se había visto hace muchos años. Estamos satisfechos. No es el acuerdo que Compromís hubiera aprobado en solitario, pero quiero poner en valor que Compromís nunca se pone de perfil, sino que se moja. Cuando hemos pedido un gesto, no nos hemos abstenido, hemos votado a favor, siempre, siempre, porque Compromís es una fuerza de gobierno. En este acuerdo ganan los pueblos: hay más dinero para los pueblos y más pueblos beneficiados. Si miramos lo que ha pasado en el último año, la postura más coherente es la de Compromís.

-Compromís fue el único grupo político que llevó a los juzgados las ayudas a dedo a los vicepresidentes del PP. ¿Hubo presiones para que se retiraran esos recursos -finalmente, la causa se archivó porque así lo pidió la propio Diputación-?

-Sí, hubo muchas presiones, tanto de representantes del PSPV como del PP, concejales y alcaldes en un actitud reprochable. Pedir que se retire un recurso cuando creemos que se ha producido una ilegalidad creo que es muy grave. Esto pone de manifiesto lo importante que es resistir en tus convicciones, sobre todo, en un momento en el que la política hay cosas que pasan de forma muy rápida. Finalmente, nuestras premisas iniciales se han cumplido: hay más municipios que han accedido a las ayudas y con más dinero. Este acuerdo no es de nadie en concreto, pero es evidente cuál era la propuesta de Compromís. 

-El PP os ha reprochado muchas veces que esas ayudas nominativas o a la carta también existen en la Diputación de València, donde ustedes forman parte del Gobierno. ¿Es así, como denuncian ellos?

-Lo niego totalmente. En la Diputación de València se han eliminado prácticamente las ayudas nominativas, hay una norma que las regula: no pueden representar más de dos millones del presupuesto de la institución y sólo se contemplan los convenios con otras administraciones para hacer servicios públicos básicos. Se avanzó en València, y ahora también en Alicante. Creo que hay una antes y un después en la Diputación de Alicante: nunca un municipio se a va conformar de recibir un trato injusto. A los municipios se les hemos enseñado que no deben aceptar el reparto clientelar de la diputación; que se puede recurrir judicialmente. Se han presentado más recursos judiciales en este mandato que en tres o cuatro legislaturas. Eso es fruto del trabajo de Compromís.

-¿Las detenciones en el caso Alqueria de la Diputación de València ha mermado el discurso de Compromís en Alicante?

-Que el PP ataque a Compromís es normal. Hemos ejercido una oposición muy contundente, a la vez que constructiva. El Gobierno del PP ha intentado mantener unos privilegios que tenía. Entiendo esa tensión. Pero también quiero decir que los partidos no son homogéneos: lo que hemos conseguido, con el reparto objetivo de las ayudas, ha servido para que algunos representantes del PP y PSPV que no compartían la idea esencial defendida por los portavoces de éstos dos partidos, Carlos Castillo y José Chulvi, respectivamente, se rebelaran. He podido detectar una posible contestación interna a estas posturas que defendían ellos, tanto en la propia Diputación como de concejales y alcaldes. En esas conversaciones del día a día, hemos logrado apoyos en gente de PP y PSPV que quería que se avanzara en el reparto objetivo de ayudas. No tengo ningún problema en reconocer su aportación.

-Con estos roces con el PSPV, ¿se ha roto la unidad de acción del Botànic de PSPV-Compromís en la Diputación de Alicante?

-Nos hemos sentido agredidos por la postura de la dirección del PSPV. Rechazamos un primer acuerdo con el PP -que incluía las ayudas nominativas para ayuntamientos de diferente signo político-, y el PSPV lo aprovechó para decir que Compromís estaba bloqueando ese pacto para repartir las ayudas. Todavía no hemos entendido esa postura del PSPV. O, por ejemplo, la deslealtad de que un director general del Administración Local -Toni Such (PSPV)-llegara a la Diputación de Alicante a criticar a Compromís, a sus tres diputados de los 31 que tiene la corporación, y denunciar que estamos bloqueando un acuerdo porque habíamos impugnado el acuerdo en los juzgados. Lo que estábamos era pidiendo justicia. No creo que sea todo el PSPV, una parte del PSPV se ha equivocado esta estrategia. Yo le ofrecí un pacto al portavoz José Chulvi para ir juntos, el Botànic junto en unidad de acción, y no pudo ser. Y por eso, nos sentimos agredidos con unas acusaciones que no son justas. No creo que se haya roto la unidad de acción y a partir de septiembre seremos capaces se superar este conflicto político, no personal. El Botànic debe combatir un concepto arcaico y clientelar de las diputaciones.  

"En el debate del reparto de las ayudas, nos hemos sentido agredidos por la postura de la dirección del PSPV"

-Cambiando un poco de tercio. ¿Qué le parecen las nuevas responsabilidades de César Sánchez en el PP nacional?

-Ni bien ni mal. Es una cuestión orgánica del PP. Me alegro por él personalmente. Me gustaría explicar que tenemos posturas políticas muy distantes, pero siempre hemos mantenido el diálogo. Incluso, en los momentos más complicados. Lo felicito en el ámbito personal, pero no creo que la Diputación de Alicante sea un ejemplo de Transparencia en estos momentos.

"Pedro Sánchez debe saber que si no pone más peso en la balanza económica valenciana, no tendrá el respaldo de Compromís"

-Como ve las perspectivas electorales de Compromís y el nuevo panorama político. Han cambiado muchas cosas: hay un nuevo presidente del Gobierno, el nuevo modelo de financiación parece que tendrá que esperar...

-Si nos damos cuenta, cada mes cambia todo. Y eso está provocando que las encuestas no aciertan nada. Yo puedo hablar por Compromís, y nuestro papel debe ser el de la coherencia. Tampoco nos ha cambiado tanto la vida: hay un gran partido, de los dos del bipartidismo, que es el PSOE, que ahora gobierna; antes estaba el PP. Los dos se niegan cambiar el modelo de financación. El papel de Compromís ante los dos partidos debe ser mismo porque aquello defendía el PP -no cambiar el sistema de financiación- lo está defendiendo ahora el PSOE en cuanto a las reivindicaciones de los intereses de los valencianos. Por tanto, creo que debemos ser firmes ante el Gobierno de Pedro Sánchez. Nos abstuvimos en la aprobación del techo de gasto, y creo que hemos hecho bien. Pedro Sánchez debe saber que si no pone más peso en la balanza económica valenciana, no tendrá el respaldo de Compromís y, por tanto, no podrá aprobar absolutamente nada. Es decir, que el contexto político no ha cambiado mucho. Y en cuanto a las perspectivas, creo que ganaremos las elecciones autonómicas de 2019.

Noticias relacionadas

next