X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de noviembre y se habla de Baltasar Garzón SERIES PODEMOS cannabis Presupuestos 2018 PPCV sanidad ivo

CANDIDATURA A LA PRESIDENCIA DEL PP LOCAL DE ALICANTE

Francisco Maestre, a la heroica en el PP de Alicante: promete más atención al afiliado y a los interventores

1/07/2017 - 

ALICANTE. A Francisco Maestre no le tiemblan las piernas de momento, sigue con su lucha para alcanzar la presidencia del PP de Alicante, como David frente a Goliat. Representa a un grupo de militantes, discrepantes con la actual dirección por su escasa autocrítica tras los resultados electorales de 2015 y quiere hacer ver que hay un grupo de afiliados que tiene otra visión del partido.

Se enfrenta el próximo 7 de julio a la lista del aparato, la que representa Toño Peral, por consenso, pero que bien podría haber encabezado Carlos Castillo, vicepresidente de la Diputación, el favorito de la dirección provincial. Pero una cosa es ser presidente local y otra, muy diferente, candidato a la Alcaldía, así que la idea de Maestre es que al menos haya tensión: que el militante tenga interés por ir a votar. La cita del 7 de julio se avecina como una test de estress para ver qué grado de legitimidad tiene la lista de consenso.

Maestre, además de la autocrítica, cree que la lista de consenso ha sido un ejercicio de integración de nombres y, sobre todo,  de familias, de sectores concretos, pero no de militantes de base. De ahí que su principal promesa, a nivel interno sea, según ha dicho este viernes, "la creación de un órgano, en este caso, una secretaría específica que atienda las inquietudes de la militancia de base". Y también, que "cuide y mime a los interventores y apoderados del partido que cada cuatro año atienden a la llamada del PP para velar por cumplimiento de la legalidad en la jornada de las votaciones". "Somos partidario de hacer una fiesta o un acto de reconocimiento a todas esas personas", afirma Maestre.

Ahora bien, a Maestre también se le achaca que no haya hecho pública su lista de vocales y de la futura dirección loca, como sí ha hecho la lista de integración. El aspirante crítico sólo ha presentado el nombre de los presidentes de distrito, obligatorio en este proceso, al igual que el nombre del futuro secretario general. Maestre ha tenido fugas o mejor dicho, renuncias en su equipo y ha tenido que tirar de los suplentes. Lo achaca a las presiones del aparato o personas próximas que les han convencido de que era mejor ser neutral en este proceso.

Y mientras apura los días para poder difundir sus ideas, Maestre también saber cuántos militantes estarán al de día del pago de la cuota y podrán ejercer su derecho a sufragio para elegir al presidente local. Calcula el aspirante que serán unos 850 militantes, pero esta cifra puede aumentar pues hay de plazo hasta el martes para poder ponerse al día en el pago de las cuotas. Otra cosa es la participación, que, cálculos de las dos candidaturas, lo sitúan entorno al 60% al salir la lista de Toño Peral con cierta ventaja por el mayor grado de adhesión que tiene.

Maestre lamenta la trabas que le ha puesto la dirección -critica que no ha podido lanzar ninguna nota de prensa desde los órganos del partido-, al no facilitarle el censo de afiliados, el de los que están al día, una cifra muy lejana a los 14.000 militantes que el PP de Alicante siempre se vanaglorió tener en época de José Joaquín Ripoll y Sonia Castedo.

Noticias relacionadas

next