X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista a la directora general de à punt

Empar Marco: "Creo que no llegaremos al tope de 469 trabajadores este año"

29/04/2018 - 

VALÈNCIA. Empar Marco (Godella, 1959) empezó su contacto con la televisión valenciana cuando, habiendo trabajado como asesora lingüística en la Diputación de Valencia y en la Generalitat Valenciana, se convirtió en la encargada de vigilar que el valenciano de los doblajes era correcto. Cuando se marchó de la extinta Radiotelevisión Valenciana, Marco pasó de lingüista a periodista.

Desde entonces, estuvo en distintos medios: Avui, La Vanguardia, Catalunya Ràdio y TV3. Desde allí, vivió con su compañera Esperança Camps, y ahora su mano derecha en À Punt, el cierre de RTVV que narraron en el libro Vertigen. Una experiencia que le hizo presentarse a la dirección de la CVMC, imponiéndose en la final a Josep Ramon Lluch y Salvador Enguix. Este miércoles empezaban las emisiones en prueba de la nueva televisión de À Punt, apenas cuatro meses después de que lo hiciera la radio. 

Valencia Plaza se reúne con ella para hablar de cómo ha sido el proceso hasta ver desaparecer la carta de ajuste, de la polémica derivada de la constitución de las bolsas temporales, la reforma de la ley de la CVMC que los partidos en Les Corts abordaron el pasado mes de marzo, y de los futuros planes para el ente que dirige. 

Empar Marco durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo han empezado las emisiones en pruebas? ¿Más o menos problemas de los esperados?
-Como son emisiones en pruebas técnicas ya sabíamos que íbamos a tener algunos problemas. De momento están habiendo menos de los que pensábamos, pero eso no quiere decir que tengamos que cantar victoria porque pueden aparecer nuevos. Muchas personas han escrito ya al correo que hemos puesto para que se pongan en contacto con nosotros si tienen algún problema. Para eso están las pruebas técnicas, para ajustar. 

-¿Qué fechas baraja para que comiencen las definitivas?
-Bueno, las fechas que se barajan no son un secreto si decimos que será antes de que acabe la primavera y antes de que empiece el verano...  Tampoco hay muchas fechas. Depende mucho de cómo nos vayan las pruebas. Tenemos previsión de varios escenarios, y cuando veamos que nos va bien nos pondremos en marcha. No es una fecha lejana.

-¿Algún adelanto sobre la parrilla definitiva de À Punt?
-Tenemos muchos programas en marcha y algunos que incluso ya han acabado. Bambant per casa, magazines… ya iremos contándolo.

-Podemos le ha vuelto a llamar a comparecer a Les Corts y el diputado César Jiménez dijo hace poco en una entrevista que no le gustaba que usted hubiera dicho en una comisión en Les Corts que la televisión empezaría con toda la programación completa y finalmente lo haya hecho con emisiones en pruebas. ¿Qué ha provocado este cambio de criterio?
-Eso es un error de planteamiento de las personas que no entienden de esto. Y lo digo así. Nosotros no estamos emitiendo la parrilla de À Punt, estamos haciendo pruebas técnicas que teníamos que hacer con contenidos para probar a introducir la escaleta en la multicontinuidad, y ver cómo funcionaban otras cosas como por ejemplo el audio. No estamos con la escaleta de À Punt, sino que dijimos "¿qué hacemos con las pruebas técnicas? Probamos con la programación infantil que tenemos en la web, y lo que podamos hacer con producción propia; y de la antigua RTVV, material que esté medio nuevo y que pueda emitirse en bucle". Pero son pruebas técnicas, en ningún momento hemos empezado. Nuestra concepción no es que hayamos empezado, sino que estamos en pruebas técnicas. Yo estoy haciendo lo que dije. El día que empecemos será con la parrilla entera y ese día cumpliré lo que prometí. Esto no tiene nada que ver.

La directora general de À Punt atiende a Valencia Plaza en su despacho. Foto: KIKE TABERNER

-A finales de 2016 se contrató a On Air Comunicación para que elaborase una parrilla provisional que costó 21.000 euros. Una vez contratado, usted dijo que la tv comenzaría con parrilla definitiva, sin que fuera en pruebas. Lo que produjo bastantes críticas por lo que se consideró entonces un "gasto innecesario". Sin embargo luego rectificó y  dijo que serían provisionales y que se haría uso de estos trabajos parcialmente… Lo que también produjo críticas porque suponía que parte de ese dinero invertido no fuese aprovechado. ¿Se está siguiendo dicha parrilla al 100%? 
-On Air hizo un catálogo de productos de contenidos de archivo que consideraba que eran de calidad para, a partir de ahí, hacer una parrilla. Algunas cosas de las que se están emitiendo están en ese catálogo, pero había cosas que no estaban con el formato nuevo y nosotros lo que no queríamos era emitir con dos barras negras laterales -formato 4:3 y no 16:9-. Pero no era la parrilla.

-¿Cuándo se solucionarán los problemas con los repetidores de Aitana? ¿Sabe si los liquidadores están ya finalizando sus trabajos?
-Mientras no se liquide la antigua sociedad, no podemos hacer nada. Y lo mismo sucede con esta sede que nosotros hemos tenido que alquilar… Ahora los liquidadores han sacado una licitación para poder tener el personal para mantenerlos, etc. Pero mientras tanto, habrá que esperar.

-¿Existe una estimación de audiencia de estos meses de la radio?
-No estamos todavía en el EGM ni nada. Pero bueno, las audiencias también se pueden medir de muchas maneras: el impacto en internet, por ejemplo, con el que estamos muy contentos porque sí que tenemos mucho seguidor en redes sociales, comentarios en la radio…

-¿Le aparece apropiada la comparecencia del miembro del Consejo Rector, Rafael Xambó, en las Cortes? ¿Qué opinión le merecen los comentarios que vertió en las redes sociales?
-Creo que hay que rendir cuentas en esa comisión. Yo siempre que me llamen, iré. E incluso alguna vez he ido a petición propia. Creo que hay que rendir cuentas a los diputados y a Les Corts, y creo que Rafa Xambó tampoco tendrá ningún problema en hacerlo. Él debe responder a esas preguntas.

Libro de estilo de la CVMC. Foto: KIKE TABERNER

-En su propuesta para acceder a la dirección de la CVMC, hablaba de compartir contenidos con TV3 y IB3. ¿Se ha puesto en marcha algún contacto al respecto?  
-En las reuniones de Forta estamos todos, y claro que hay coproducciones que a ellos le interesan y a nosotros también. A Tv3 y a nosotros nos puede interesar una coproducción que a Andalucía no, y por eso la gente se agrupa por intereses. Pero de momento más allá de Forta no hay ningún otro contacto.

-¿Le preocupa que los juzgados de lo social puedan dar la razón a la Unió de Periodistes?
-No.

-¿Qué le parecen los cambios que los partidos han introducido en la ley de la CVMC para garantizar el equilibrio entre ex de RTVV y nuevas caras en la plantilla definitiva? ¿Le agradan estas modificaciones? 
-Ellos han dicho que quieren que haya oposiciones, y que en ellas la experiencia sea un mérito y no un requisito.

-Sí, y que haber trabajado en la antigua RTVV no suponga un mérito desproporcionado o excluyente para entrar a las plazas definitivas.
-Me parece perfecto. Estoy totalmente de acuerdo.

-¿Supone reconocer intrínsecamente que los resultados no han sido buenos o, al menos, los deseados?
-Los diputados han manifestado en numerosas ocasiones que no están conformes con el resultado. Esa disposición adicional novena fue resultado del consenso de todos los grupos, lo pusieron ellos en la ley. Puede ser que el resultado no les guste, pero lo podían haber pensado antes, ¿no?

La directora de la CVMC, Empar Marco. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cuántos trabajadores hay ahora mismo en la SAMC?
-261 en la sociedad.

-¿Hay previsión de llegar al tope de 469 antes de que termine el año?
-Yo creo que no llegaremos al tope antes de que termine el año.

-¿Tiene una previsión de cuándo convocarás oposiciones?
-Son tres años, todavía hay gente que tiene que entrar. En los contratos de los trabajadores pone que es temporal hasta tres años. De todas maneras eso dependerá de Sector Público y el trámite será larguísimo. A veces las cosas no se pueden hacer cuando quieres. Igual a mí me gustaría pedir un cambio en la RLT y tenerla mañana, pero es que eso no es así. Pasan meses porque la administración es muy lenta. Y supongo que convocar unas oposiciones no debe ser fácil ni rápido. Nosotros ahora estamos ocupados con la apertura de todos los medios y cuando lo tengamos, empezaremos a ver cómo tramitar eso para cumplir con los tres años. 

-También se aprobó recientemente limitar el gasto de personal a 1/3 del presupuesto de la Corporació, que es de 55 millones. Sin embargo, sólo la Sociedad ya tiene reservado en el presupuesto de este año 36,9 millones de euros de los cuales 19 son para personal… ¿Se cumplirá con ese 'techo de gasto'?
-Siempre que tengamos el presupuesto que nos corresponde, a mí me parecerá perfecto que se limite a un tercio el coste de personal. 

-¿La contratación de locutores 'estrella' podría mermar el presupuesto?
-Nosotros queremos que los presentadores sean los editores de los informativos. Todo eso hay que ir preparándolo. Eso igual no sale el primer día así; y si llegado el momento no puede ser, tendríamos que estudiar contratar a alguien de fuera de la plantilla. Pero eso ya está previsto en el capítulo 1, no aumenta el presupuesto.

Marco durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-En alguna que otra ocasión ha tenido algún roce con algún grupo parlamentario e incluso con el Consell. ¿Ha sentido en algún momento que se estaban poniendo trabas más que facilidades?
-Los partidos políticos llevan su dinámica, la dinámica de sus estrategias, de cada día y electorales. Yo las entiendo y las respeto, lo que no quiere decir que las comparta, pero sí que las respeto. No obstante, nosotros debemos actuar al margen de todo eso. Los medios los tenemos que levantar por encima de todos los obstáculos, ya sean técnicos, de personal, de ayudas, o políticos. Esto debe salir igualmente a pesar de todo.

-¿Pero cree que todo el mundo ha remado en la misma dirección?
-Hay mucha gente que rema en la misma dirección y otra mucha que no lo hace. Pero es su problema.

-Desde colectivos que aglutina las empresas de la Animación, se quejan de que desde la CVMC se les está dando la espalda. ¿Qué tiene que responder a eso?
-Eso no es cierto. Nosotros apostamos por la industria valenciana de animación, ¿cómo no vamos a contar con ella? Sería un error muy grande.

-¿En que situación se encuentran las delegaciones en Alicante y Castellón?
-En Alicante vamos a la Ciudad de la Luz. Este viernes hemos ido otra vez porque Telefónica debe poner fibra óptica y están viendo cómo lo hacen para que sea una cosa inmediata. Tendría que haber sido antes, pero hay cosas que tampoco dependen de nosotros. Si hay necesidades técnicas, tienes que exigir que se pongan las pilas. Y cuando es una empresa de fuera... En Castellón vamos al local de RNE, hay que hacer una pequeña obra que es tirar un tabique. Pero nos instalaremos ya porque hay varios despachos y ya lo hablé con el delegado de TVE Valencia. 

-En la previsión de las plazas se contemplaba una corresponsalía en Barcelona y otra delegación en Madrid. ¿Para cuándo estará lista?
-Se han abierto ahora las bolsas y habrá cinco personas en Madrid. Pero se está mirando porque hay gente que está trabajando y tienen que avisar a sus empresas con 15 días de antelación para marcharse, por ejemplo. Me gustaría decirte que pasado mañana, pero dependemos de todos esos factores. En Castellón, por ejemplo, podría ser mañana. Pero, ¿qué pasa? Que la gente está haciendo cursos de formación y los está haciendo aquí, no en Castellón. Cuando los tengan, se irán a sus delegaciones. 

Foto: KIKE TABERNER

-En el mandato marco se incluía la colaboración con las radios y TV locales. ¿Se han iniciado los contactos para hacer las desconexiones y los intercambios de contenidos pertinentes?
-Hemos hecho alguna visita a una TDT y también han venido aquí. Estamos a punto de firmar un convenio con la FVMP para las radios locales públicas, y eso sí que será más inmediato. Pero con las TDT también es difícil establecer una relación de otra manera porque la ley de contratos del sector público te impide contratar con una de forma aleatoria, deberías hacer una licitación. 

-¿La creación de la nueva CVMC como deja su posición respecto a Forta?
-Pagamos la entrada en Forta en enero y ya vamos a las reuniones correspondientes. 

-¿Cómo son las previsiones publicitarias del ente?
-Estamos empezando a trabajar ahora con la empresa que se quedó la gestión de la publicidad, Guadalmedia. Previsiones no tenemos, nos gustaría que fueran muy altas, pero también debemos ser modestos porque esto está empezando... Y la publicidad en Forta, si miras los datos, ha bajado mucho... Nosotros queremos tener publicidad y patrocinios, pero es un trabajo lento y complicado. También el hecho de convencer a la gente de que en la radio queremos toda la publicidad en valenciano, cuesta. Sería más fácil si fuese en castellano, entraría más rápido. 

-¿Por qué pidió el presidente de la Corporació un incremento de sueldo para usted?
-Supongo que cogería y haría una comparativa... Pero estaba claro que se iba a quedar como estaba. Yo no tenía ninguna esperanza. Eran 3.000 euros; no era una cuantía para ir y hacer un viaje alrededor del mundo... Era un gesto. En ese Consejo Rector, los consejeros hicieron que constara en acta que les parecía que el salario de la dirección general era bajo. Aunque no era el momento de subirlo porque el presupuesto es el que es.

Marco recibe a Valencia Plaza en su despacho del Centro de Producción de Programas de Burjassot. Foto: KIKE TABERNER


Noticias relacionadas

next