X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al alcalde de orihuela 

Emilio Bascuñana: "Me gustaría acabar los proyectos empezados en Orihuela"

15/06/2018 - 

ORIHUELA. Hace tres años, las elecciones municipales auparon a Emilio Bascuñana (Orihuela, 1959), del Partido Popular, como alcalde para iniciar un nuevo mandato en el municipio oriolano. Bascuñana desembarcó entonces para que un PP golpeado por presuntos casos de corrupción volviera a tomar el mando en la gestión de la ciudad. Con minoría en el pleno y once concejales populares electos, Ciudadanos y sus tres concejales en Orihuela se han convertido en sus socios de Gobierno para sacar adelante un mandato con altibajos.

Alicante Plaza se reúne con él para hablar del balance de los tres años de gobierno, de la polémica sobre su cargo de asesor de Sanidad, de la coexistencia con Ciudadanos (C’s) y los desencuentros con la oposición e incluso entre sus filas del Partido Popular. También habla de sus planes de futuro para las infraestructuras, la economía y los proyectos para Orihuela y de sus propias intenciones políticas a partir de ahora.

¿Qué balance hace después de tres años de Gobierno en Orihuela? ¿Cuál ha sido la mejor parte y qué queda por mejorar?

El balance que hago es muy positivo. Cuando llegamos nos encontramos Orihuela con muchas deficiencias, con necesidades históricas que atender y con un ayuntamiento bloqueado. Al final en tres años, se ha dado la vuelta a la situación y empieza a funcionar, con proyectos todavía por hacer. En lo que queda de legislatura trataremos de ejecutarlos y al resto de planes, de colocarlos en el disparadero para concluirlos en la próxima legislatura.  Hemos resuelto problemas históricos que llevaban 30 años esperando.

"Cuando llegamos nos encontramos Orihuela con muchas deficiencias, y con un ayuntamiento bloqueado. Al final en tres años, se ha dado la vuelta a la situación y empieza a funcionar"

¿Cuáles son esos proyectos en marcha?

Por ejemplo, el de la plaza de toros, que llevaba 20 años en situación de ruina y de riesgo para los vecinos, y que además afeaba la ciudad. Era una entrada ruinosa que decía mucho, y malo de Orihuela. La vamos a convertir en un espacio muy positivo. El polígono industrial Puente Alto, llevaba 30 años sin inversión; ahora se ha remodelado, se han invertido 2 millones de euros para ello y seguiremos invirtiendo para cerrar la operación. Por otra parte, los juzgados, que llevan 13 años cerrados, desde 2005 volverán a utilizarse. Al Ayuntamiento le costaba mucho dinero el alquiler de los edificios y de los locales para dar ese servicio en otras ubicaciones. Ahora podremos reajustar todo, redimensionar y usar ese espacio que nunca debería haber dejado de estar a disposición de pueblo. En otro sentido, llevamos la apertura de la casa natal de Miguel Hernández, que estaba cerrada sin saber nadie por qué y también se recupera el museo de La Muralla, el Lavadero Secante del Gusano de Seda, un centro de formación para gente desempleada donde formar a estas personas. Restauramos inmuebles para dar más servicios y oportunidades a la ciudadanía y que vivan mejor.

¿Las polémicas en Orihuela dejan en un segundo plano esas propuestas? 

Desgraciadamente, sí. Hay gente que no sabe jugar a otra cosa y continúa intentando sacar rédito personal a base de destruir y de lanzar mensajes negativos de Orihuela, pero a mí no me van a encontrar en ese espacio.

¿A qué atribuye las continuas polémicas en el Ayuntamiento de Orihuela?

Me presenté hace tres años a recuperar la alcaldía de Orihuela, por el Partido Popular, y le agradezco siempre la confianza. Recuperamos el Gobierno local y, también tenía otra tarea encomendada, que es regenerar la vida política. Creo lo estamos haciendo y demostrando en tres años que estamos trabajando, construyendo y solucionando problemas. Siempre hay intereses, resistencias. Hay quien solo sabe destruir, criticar, difamar, lanzar mensajes para desprestigiar y desacreditar a otros y con eso intentar sacar un beneficio personal para ellos. Yo no voy a entrar en eso. Yo estoy trabajando, que es mi compromiso, por solucionar los problemas de Orihuela y por regenerar la participación en política, por hacer otra forma de política, que es posible. A mi edad no voy a cambiar. Tengo unas convicciones muy fuertes.

"Hay quien solo sabe destruir, criticar, difamar. Yo estoy trabajando, que es mi compromiso, por solucionar los problemas de Orihuela y por regenerar la participación en política"

¿Cómo ha sido la cohabitación con Ciudadanos durante este mandato?

La política es un ejercicio de equilibrios, de hablar con unos, con otros, de ceder y buscar qué es lo que nos une, nos puede hacer sumar en beneficio de Orihuela. Lo estamos haciendo con todos los que están dispuestos a hacerlo. Para mí lo importante era rescatar a Orihuela de la situación de descrédito y parálisis y hemos tenido tres años de estabilidad, de mucho pacto y negociación, de hablar mucho y buscar soluciones.

En cuanto a la última polémica que salió de su etapa de asesor en Sanidad, ¿cree que le puede perjudicar en las relaciones con C’s, quienes han sido exigentes a la hora de pedir explicaciones?

No me consta que Juan Ignacio López-Bas haya hecho esas declaraciones. No voy a entrar en eso, porque sería generar una polémica innecesaria. Hay gente que entiende la política como un todo vale y que usa la destrucción y descalificación como herramienta. En Orihuela me conoce mucha gente, pero también conocen a los que intentan desacreditarme. Dije que no voy a hablar de esto más que en el juzgado. Me ha visto mucha gente pasar consulta en los años que se ha dicho que no iba a trabajar en Orihuela. También en Hurchillo, en Arneva, en La Matanza, en La Murada, en Jacarilla, en Bigastro, San Isidro y Redován, en todos sitios. Mucha gente, cuando saltó la noticia me decía “pero si me pasaste consulta a mí”. Al final, no tengo ningún tipo de miedo pero es lamentable es que haya personas que piensan que el fin justifica los medios y eso le está haciendo daño a Orihuela, aunque quieran hacerme daño a mí.

Sobre la filtración del asunto de Sanidad: "Lo atribuyo a gente que no es gente de bien, a gente de mal. A personas que priman sus intereses particulares al general"

¿Cree que estas informaciones vienen desde la oposición o que vienen de fuego amigo?

Lo atribuyo a gente que no es gente de bien, a gente de mal. A personas que priman sus intereses particulares al general. Quien se dedique a hacer ese tipo de juegos, se descalifica él solo. Son los que vienen a vivir de la política porque no tienen otro medio de vida. No sé de dónde viene ni me termina de preocupar. Yo trabajo y la gente me conoce por las obras, por lo que trabajo. Los hechos son que Orihuela está mejorando en tres años.

¿Entiende el malestar de los diversos colectivos de Orihuela Costa, que protestan por el estado del enclave?

Entendemos que hay un problema histórico. Estamos comprometidos con la costa de Orihuela y lo seguimos estando. Se están solucionando los problemas. Orihuela Costa había estado muchos años sin asfaltar, sin mejorar accesos. Tampoco se atendía el centro de emergencias. En este caso, se resolvió el contrato con la empresa que quebró en 2012. Ni la oposición ni el gobierno del momento movió un papel hasta que llegué a la alcaldía para hablar con el director de emergencias. Poco a poco se sacó el dinero para llevarlo adelante. En diciembre, desde el Consell, nos dijeron que había algo más de dos millones de euros para iniciarlo. Presentamos el proyecto en València porque lo tienen que ejecutar ellos. Esta semana, el Consell me ha mandado el borrador del convenio, que tiene que estar acabado en junio de 2019, para que sea Orihuela quienes licitemos, ejecutemos y realicemos la obra, como en el Plan Edificant. Lo que han hecho no tiene nombre. ¿Por qué no me lo dijeron hace un año, o en diciembre, o en febrero para tener tiempo? Avisan ahora del método, intentaré salir de esta.

Este caso es parecido al del polígono industrial. Nos dijeron en julio que teníamos una subvención de 600.000 euros pero con la condición de presentar la obra realizada, entregada y justificada para el 30de diciembre, era un caramelo envenenado. Pero lo hicimos, afortunadamente, con agilidad. Torrevieja, renunció, pero ahora se ha visto beneficiada. Al igual que con el Plan Edificant, son maniobras a las que nos tienen acostumbrados la gente que habla mucho pero no sabe gestionar. Intentaremos gestionar la obra, pero lo haremos nosotros, que no vendan humo.

El centro histórico también genera controversia por la aplicación de los fondos EDUSI ¿En qué situación están las inversiones? 

La ejecución de EDUSI ha sido complicada. Este año se ejecutarán 6 millones de esos fondos y empezarán a verse resultados. Los primeros pasos no se ven porque son trámites burocráticos. Cuando te das cuenta de las obras, es que ya van por la mitad.

"Para recuperar el centro histórico es imprescindible la actitud de Orihuela. Hay que querer recuperar el casco histórico, la riqueza del patrimonio"

¿Necesita el centro histórico más inversiones aparte de EDUSI?

Necesita muchas. EDUSI va encaminada, sobre todo, a la recuperación del cinturón urbano de Monte San Miguel. Lo bueno de los EDUSI es que se centra en las personas. Regenera barrios a traes de sus residentes, que son quienes les dan importancia. No solo se trata de rehabilitar mobiliario urbano, edificios o de aplicar la eficiencia energética, sino también de evitar situaciones de desempleo y evitar que se siga viviendo en precario en esas zonas. El casco histórico necesita más. Estuvimos hace poco en València con la directora general de Vivienda para buscar más recursos y subvenciones para regenerar parte del casco histórico. Para ello también es imprescindible la actitud de Orihuela. Hay que querer recuperar el casco histórico, la riqueza del patrimonio. Y es que, solo lo que se conoce se valora, respeta, cuida y protege. Es un legado de antepasados que hay que dejar mejorado a nuestros hijos.

¿Cómo son las relaciones del Ayuntamiento de Orihuela con el Consell?

Con parte del Consell es correcta y fluida y con otros nula o muy mala. Hay consellers que anteponen sus criterios partidistas a su responsabilidad como representantes de la Comunidad Valenciana. Tengo que recriminar y reconocer. Recrimino que la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, no haya pisado Orihuela. Es significativo, porque a la Vega Baja se la conoce como la huerta de Europa y en agricultura tenemos un peso. Por otra parte, para la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, la CV-95 no es importante. No ha venido a Orihuela y se permite el lujo de decir que en la comarca existen otras prioridades. Cuando en la próxima legislatura llegue Isabel Bonig, que ganará las elecciones y está comprometida con Orihuela, esto cambiará. Para mí, el conseller Vicent Marzà es difícil de calificar. Nos impone el valenciano y nos expulsa de nuestra tierra. Para hacer determinados trabajos tienes que saber valenciano y mucha gente se va a Murcia. Esa persecución del castellano es difícil de aceptar.

"¿Las relaciones con la Generalitat? Con parte del Consell es correcta y fluida y con otros nula o muy mala"

Por otra parte, Rafael Climent se ha portado siempre bien con Orihuela, al igual que Gabriela Bravo. Manuel Alcaraz es muy cercano, y es un enamorado de la Semana Santa y del patrimonio oriolano. El mismo presidente, Ximo Puig, también nos tiene cariño. Pero al final, quienes ejercemos la presidencia somos responsable de lo bueno que hace nuestro equipo y de lo que consentimos que otros hagan mal en el equipo. Tengo que pedirle que no tolere que otros consellers maltraten a Orihuela como lo hacen, en temas como el de la CV-95, con el valenciano, con el no potenciar la agricultura o la ruptura de la promesa de la ahora ministra, Carmen Montón de la ampliación del hospital. Queremos el dinero y el compromiso para ello.

¿Repetiría de nuevo otro mandato?

Me gustaría poder acabar todos los proyectos que tengo encarrilados. Por supuesto que me gustaría repetir un mandato más, pero no más. Esto supone mucho desgaste y dedicación plena. Me equivoco, haré cosas mejor o peor pero nos estamos dejando la piel, los 365 días del año, muchos concejales. Nos equivocamos, no llegamos a algunas cosas pero otras las estamos sacando y muy bien. Necesitamos cuatro años más para cumplir el proyecto y para dejar a Orihuela donde merece.

Noticias relacionadas

next