X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

iniciativa para impulsar la reforma del reglamento del pleno

El tripartito se vuelve a unir (sin Echávarri) para cambiar los derechos del alcalde y de los tránsfugas

27/09/2018 - 

ALICANTE. Los tres partidos que compartieron responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento de Alicante hasta noviembre de 2017, PSOE, Guanyar y Compromís, se han vuelto a unir este jueves, en el pleno ordinario de septiembre, para tratar de impulsar -esta vez sí- la reforma global del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP) con el propósito de introducir nuevos mecanismos de participación ciudadana; rebajar las prerrogativas y competencias que se confieren a la figura del alcalde y, también, revisar los derechos que corresponde conceder a los concejales no adscritos. El acuerdo ha quedado aprobado con el apoyo de los 14 concejales de las tres fuerzas progresistas, frente al rechazo de 7 ediles del PP y del edil no adscrito, Fernando Sepulcre. Ciudadanos (Cs) y la también no adscrita, Nerea Belmonte, se han abstenido. Ahora, está por ver qué eficacia real consigue tener la iniciativa. 

El debate se ha introducido a colación de una declaración institucional presentada por Compromís (en realidad, se registró como moción pero fue reconvertida en declaración institucional en la Junta de Portavoces del lunes) que se ha debatido como último punto del orden del día del pleno. El portavoz municipal de la coalición, Natxo Bellido, ha considerado innecesario "abundar en los argumentos que ya se han tratado en el arranque de este mismo pleno" en la discusión sobre la propuesta normativa de modificación defendida por Belmonte. Así, se ha limitado a reiterar que "lo que planteamos es que se promueva una revisión global del texto", ha señalado. "Ya lo propusimos en el pleno de diciembre, como también lo hizo Guanyar, y en aquella ocasión no fue posible", ha recordado. En ese debate, la propuesta aspiraba, entre otros puntos, a que se regulase la retirada de retribuciones para los concejales que resultasen investigados (imputados) en un momento en el que el socialista Gabriel Echávarri (entonces alcalde) se encontraba en esa situación en relación a los llamados caso Comercio y caso despido (ahora sigue a la espera de que la Audiencia señale fecha de juicio para ambos asuntos). De ahí que aquella propuesta quedase rechazada con los votos de PSOE, PP y los dos concejales no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre. Cs, por su parte, se abstuvo, como contó Alicante Plaza.


En el contexto actual, con una situación política completamente distinta, los tres exaliados en el ya extinto tripartito sí han compartido la necesidad de reformar el reglamento que aprobó el PP durante el pasado mandato, bajo la Alcaldía de Sonia Castedo. Así, los tres grupos han coincidido en que esa norma se aprobó de manera discrecional sin atender a los grupos de la oposición y sin habilitar mecanismos de participación.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha cerrado el turno de intervenciones para sostener que la propuesta se ha debatido como declaración institucional porque el secretario consideró que no reunía los requisitos para ser una moción (como el propio alto funcionario ha explicado en el transcurso del debate). Después, el primer edil ha señalado que PSOE, Guanyar y Compromís tuvieron tres años para impulsar la reforma y la tratan de traer ahora en un gesto de "oportunismo". En tercer lugar, ha recriminado a Compromís que promueva una declaración sin plantear una propuesta de modificación concreta, "sin trabajar". "Lo que usted quiere es que entre todos le hagamos la reforma", ha señalado, en alusión directa al portavoz de la coalición. "Trabaje y traiga una propuesta, entonces la debatiremos con el procedimiento reglado que es muy estricto y muy riguroso", ha dicho. Así, ha dejado claro que el PP iba a votar en contra. "Es un voto en contra de su vagancia, porque tres muixerangas, un partido de pilota, cien folios y 600 fotos es un bagaje de muy poco trabajo", ha apuntado.

Bellido, por alusiones, ha cuestionado a Barcala sobre el motivo por el que temía votar sobre la reforma del ROP y ha insistido en que "esta misma propuesta sí fue debatida como moción en el pleno ordinario de diciembre de 2017; el secretario municipal no ha cambiado desde entonces". De nuevo, como réplica, el primer edil ha señalado que "lo único que se le está diciendo es que haga el trabajo como debe", en referencia a las explicaciones facilitadas por el alto funcionario, quien ha señalado que debería presentarse una propuesta normativa de modificación, no una moción para instar al equipo de Gobierno a revisar el reglamento. 

Los grupos municipales no han renunciado a valorar el desarrollo de la sesión, que se ha dado por finalizada pasadas las 18:40 horas. Así, la portavoz del grupo socialista, Eva Montesinos, ha considerado que se "ha puesto de manifiesto la soledad del minigobierno del PP que ha sido incapaz de superar la mayor parte de las votaciones". Horas antes, su homólogo de Compromís, Bellido, había llegado a instar a Barcala a retirar las competencias de Urbanismo a la edil Mari Carmen de España por su falta de gestión.

Noticias relacionadas

next