X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pspv y compromís adoptan en parte la enmienda presentada por podemos

El tripartito pacta subir el IRPF a las rentas medias en contra del criterio de los expertos

Respecto a la escala en vigor, la subida para algunos contribuyentes con rentas que rebasan los 30.000 euros se incrementan en más de cuatro puntos porcentuales, ya que el tipo autonómico quedará en el 18%

3/12/2016 - 

VALENCIA. Los valencianos con rentas superiores a 30.000 euros pagarán más impuestos el año que viene. PSPV, Compromís y Podemos aprobaron este viernes en Les Corts una enmienda de aproximación a partir de una propuesta del partido morado que limitará el alcance de la bajada del IRPF incluida por el Consell en la Ley de Acompañamiento para 1,6 millones de valencianos.

La nueva escala -que tras ser aprobada en la Comisión de Economía de Les Corts ahora debe ser validada por el pleno-, aumenta la factura fiscal a la rentas más altas, pero también incrementa la fiscalidad para los tramos de renta en los que se sitúa la mayoría de los contribuyentes. Con ello, los partidos que sustentan al Consell del Botànic actúan justo al contrario de lo que recomendaron los expertos consultados por el Consell para la reforma fiscal.

En su informe, los técnicos apostaban por redistribuir la carga tributaria modificando la escala de tipos autonómicos del Impuesto sobre la Renta para reducir los aplicables a los tramos inferiores e incrementar los que gravan los tramos superiores. Esto es, avanzar hacia una escala más progresiva, ya que la actual es más gravosa para las rentas medias y bajas y más favorable para las altas comparada con la que aplican el resto de comunidades autónomas.

Por ello, recomendaban a la Conselleria de Hacienda acometer una rebaja más pronunciada sobre los tipos de los tramos inferiores, así como una bajada ligera de los tramos intermedios. Esto es, entre 20.000 y 50.000 euros, dónde se concentra los tramos de los que se obtiene la mayor recaudación.

Estos serán los más castigados con la enmienda aprobada este viernes. Como ejemplo, basta observar cómo tras la redefinición de los tramos y la nueva escala de tipos, los valencianos tributarán al 18% por las rentas que excedan de 30.000 euros. Es medio punto porcentual más de lo que el Consell previó en la Ley de Acompañamiento, pero cuatro puntos más que la escala todavía en vigor.

Según recordaban los expertos fiscales en su informe, la Generalitat obtiene el 60% de la recaudación por este impuesto de las rentas comprendidas entre los 12.000 y los 45.000 euros. Estos son justamente los tramos para los que la escala valenciana resulta más gravosa que la de la media de las comunidades. Ahora lo será un poco más.

En la Ley de Acompañamiento, el aumento del IRPF se dirigía a los valencianos con rentas por encima de los 70.000 euros, mientras que salían beneficiados quienes tuvieran ingresos de hasta 50.000, tal y como recomendaban los expertos. Esos cambios iban a tener un coste fiscal de 75 millones para la Generalitat

Con la escala del IRPF aprobada este viernes por Podemos, Compromís y PSPV, los contribuyentes con rentas inferiores a 12.450 euros tributarán al 10%, el mismo tipo incluido en la Ley de Acompañamiento. La modificación beneficia a quienes se sitúan entre ese nivel de renta y los 17.000 euros, a quienes el tipo se les reduce en casi un punto hasta el 11%.

Entre 17.000 y 30.0000 euros, el siguiente tramo de la escala, la propuesta mantiene el tipo autonómico en el 13,90. La subida se hace efectiva a partir de los 30.000 euros y se da con distinta intensidad en sucesivos tramos.

Al importante incremento ya mencionado para las rentas de entre 30.000 euros y 33.000 euros -donde está fijado el límite de unos de los tramos de la escala actual-, se suma el aumento en dos puntos para el tramo de renta hasta 50.000 euros, que pasan a tributar al 23,5%. 

Por encima de esa cifra, la enmienda presentada por Podemos proponía introducir un nuevo tramo en la escala entre 50.000 y 65.000 euros, con lo que la nueva escala queda fijada en ocho tramos. Las rentas dentro de esa horquilla tributarán al 24,5% en la escala autonómica, tres puntos más de lo previsto en la Ley de Acompañamiento. Para las rentas más elevadas, el tipo se mantiene en el 25,50%.

La oposición popular criticó el cambio. Eva Ortiz lo consideró "un verdadero sablazo" que hará que "el mayor esfuerzo recaiga en las clases medidas". Por su parte, el síndic socialista, Manolo Mata, replicó que no se suben los impuestos.

Tumbada la enmienda de Caixa Ontinyent

Por otra parte, tal y como adelantó Valencia Plaza, en la misma comisión PSPV, PP y Ciudadanos se alinearon para tumbar una enmienda de Podemos y respaldada por Compromís para limitar los mandatos en Caixa Ontinyent. De haber salido adelante los cambios propuestos en la Ley de Cajas, varios de los consejeros actuales se verían obligados a dejar la entidad.

La propuesta ha generado tensión en los últimos días entre los dos socios del Consell, ya que el PSPV está en contra de esos cambios con los que Compromís buscaría influir en los nombramientos de los nuevos consejeros.   

Noticias relacionadas

next