X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El incendio de Llutxent ya ha arrasado 2.857 hectáreas y ha afectado a unas 20 casas

Foto: EFE/Natxo Francés
8/08/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE) El incendio forestal declarado el pasado lunes en Llutxent (Valencia) ya ha arrasado cerca de 2.857,01 hectáreas de superficie y ha afectado a una veintena de casas de la Marchuquera, en el término de Gandía.

Así lo ha asegurado a EFE el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, quien ha señalado que se prevé que a lo largo del día participen en las labores de extinción 27 medios aéreos, que ya han comenzado a incorporarse a primera hora.

Según José María Ángel, las llamas tuvieron anoche una acción "muy convulsiva" y de un "impacto tremendo ayudadas por el viento de hasta 70 kilómetros por hora" al llegar a un barranco en zonas de los alrededores de Gandía.

Por ello se actuó en urbanizaciones de los alrededores como La Marchuquera, donde el fuego ha afectado a entre 10 y 20 casas, La Ermita, Montepino y Montesol.

"Este fenómeno meteorológico fue de muy pocos minutos pero fue el mejor aliado que tiene el fuego", ha dicho el director general, quien ha recordado que a consecuencia del incendio ya han sido desalojadas cerca de 2.600 personas.

Los medios aéreos han salido a primera hora de este miércoles coordinados por los operativos que han trabajado esta noche, lo que permite que vayan directamente a los puntos concretos donde lanzar el agua y los retardantes.

Según los datos recogidos por el Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi), la superficie afectada por municipios sería Gandia (948,6 ha), Llutxent (840,6 ha), Pinet (818,6 ha), Ador (150,6 ha), Barx (87,11 ha) y Quatretonda (11,5 ha).  

Incorporación de medios

También se han incorporado medios de los Consorcios de bomberos de Alicante y Castellón y bomberos de la ciudad de València, así como una unidad de la UME de Zaragoza, y también efectivos de otras autonomías españolas.

"Tenemos un gran trabajo hasta las once de la mañana, que es cuando no hay viento y hemos tenido una carga de humedad durante este noche. Hay que aprovechar estas horas, que son cortas, porque a partir de las 12 de mediodía empiezan a elevarse mucho las temperaturas y se prevé que vuelva a haber rachas de viento", ha dicho.

El pasado martes también se produjeron precipitaciones en distintos puntos de la Comunitat pero en la zona de Llutxent "cayeron cuatro gotas de agua que no solo no ayudaron, sino que como iban acompañadas de fuertes vientos ayudaron al avance de las llamas".

Según Ángel, la zona afectada por el fuego es en su mayoría campos de cultivo abandonados y zonas quemadas en anteriores incendios.

Virulencia como en Grecia

La alcaldesa de Gandia (Valencia), Diana Morant Ripoll, ha admitido este miércoles que los equipos de extinción de incendios desplazados en la zona no han sido capaces de controlar aún el fuego de Llutxent, que sigue avanzando.

Morant ha explicado, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que "los bomberos hablan de unas circunstancias que han cambiado los protocolos de actuación porque el fuego es de una intensidad y virulencia parecidos a los que se han visto por las televisiones en Grecia".

La regidora ha explicado que la pasada noche la lluvia ha permitido mejorar ligeramente la situación tras una "lengua de fuego que lo arrasó todo a su paso", aunque ha reconocido que para la jornada del miércoles "no se prevé que la situación sea mucho mejor a la de ayer".

"No hemos sido capaces de controlar un fuego que ha ido creciendo, que cada vez ha ido cogiendo más superficie, no se desplazaba, solo crecía en medio de poblaciones", ha indicado Morant quien ha reconocido que "la decisión de desalojar dos urbanizaciones de Gandia ha salvado probablemente muchas vidas".

Actuación de Cruz Roja

Cruz Roja ha atendido a 326 vecinos de las poblaciones afectadas por el incendio declarado en el término municipal de Lluxent, en hasta seis albergues que habilitó para prestar asistencia y de los que este miércoles mantiene abiertos tres, asistidos por más de 50 voluntarios.

El fuego llevó a movilizar inicialmente a tres Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) en Albergue, Atención Psicosocial y Comunicaciones, así como a otro de Sensibilización e Información de Cruz Roja Juventud (ESIE).

Los albergues que se mantienen abiertos se ubican en el edificio Baladre y el Centro Cultural Corea (estos dos en Gandia) y en Barx, en los que han pernoctado un total de 158 personas.

El presidente autonómico de Cruz Roja en la Comunitat Valenciana, Francisco Javier Gimeno, ha puesto de relieve el "esfuerzo" de los efectivos movilizados y "la buena coordinación con todos los equipos intervinientes" en las tareas de evacuación de los vecinos afectados.

La evolución de los frentes del fuego, así como otras circunstancias, obligó durante este pasado martes por la tarde a modificar los puntos de acogida, en su mayoría ubicados en Gandia y sus alrededores, y se cerraron los albergues en Pabellón Raval, Roís de Corella y en Esclavas.

Entre las personas evacuadas se contabilizan 39 menores de edad, algunos de los cuales están siendo atendidos por el ESIE de Cruz Roja Juventud. Cruz Roja mantiene activado en su dispositivo parte de su flota de vehículos de intervención rápida y ambulancias de soporte vital básico (SVB) y soporte vital avanzado (SVA), así como un Centro Móvil de Coordinación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Lluxent, desde el que se controlan las tareas de extinción en curso.

 

Noticias relacionadas

next