X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

IMED YA RECURRIÓ DOS LOTES

El Tribunal Administrativo Central paraliza todo el concurso de resonancias tras un recurso de Eresa 

17/04/2018 - 

VALÈNCIA. El concurso de las resonancias magnéticas tiene aspecto de convertirse en otra adjudicación atascada, como la del servicio de hemodiálisis. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales -dependiente del Ministerio de Hacienda- ha paralizado la totalidad del concurso de resonancias tras los recursos de Eresa sobre varios lotes, que se unen a los que ya interpuso el grupo IMED.

La conselleria que dirige Carmen Montón había convocado el concurso para prorrogar al menos dos años, con opción a un tercero, el servicio privatizado de resonancias magnéticas que prometió revertir en 2018 al terminar el concierto con la UTE Erescanner Salud, controlada por Eresa (Grupo Ascires), aunque no parece que, por el momento, tenga fácil resolución.

De momento, Eresa tampoco está de acuerdo con algún aspecto de las bases, así que la compañía dirigida por Lorena Saus ha recurrido el concurso, aunque la resolución del Tribunal Administrativo Central al respecto no especifica los motivos. El organismo dependiente del Ministerio de Hacienda ha decidido suspender cautelarmente los lotes 1, 2 y 3 - correspondientes a los departamentos de Vinaròs, Requena y La Marina Baixa-, con lo que la suspensión afecta ya a todo el procedimiento, ya que los lotes 4 y 5 ya estaban suspendidos.

Foto: EVA MÁÑEZ

Los recursos de IMED por considerar que los requisitos eran discriminatorios para su hospitales paralizaron los lotes de València y Alicante -los dos lotes con más presupuesto-. El lote de Valencia incluye las áreas de Sagunto, Hospital Clínico, Hospital Arnau de Vilanova, La Fe, Dr. Peset, Gandia y Xàtiva-Ontinyent y el de Alicante incluye los departamentos de Alcoi, Hospital General de Alicante, Elda y Orihuela-Vega Baja.

"Los perjuicios que podrían derivarse de la continuación por sus trámites del procedimiento de contratación son de difícil o imposible reparación, por lo que procede suspender éste hasta el momento que se dicte la resolución del recurso", señala el Tribunal Administrativo Central, el mismo argumento que usó con IMED. 

Por lo tanto, el concurso estará suspendido hasta que el Tribunal Administrativo Central resuelva los recursos de Eresa y del grupo IMED sobre un concurso que asciende a los 15,8 millones. En el caso de IMED su problema se encuentra en que sus centros están ubicados fuera de València y Alicante, aunque muy cercanos a la ciudad, pero el pliego exige que estén dentro de la misma.

A la espera de las resoluciones por parte de este organismo, Sanidad también está estudiando rectificar bases del pliego para subsanar esta circunstancia, por la que se ha preguntado en numerosas ocasiones en la página de la licitación. 

Noticias relacionadas

next