X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

presenta una pnl

El PSPV pide en Les Corts medidas contra las falsas reclamaciones de británicos en hoteles

24/04/2017 - 

VALÈNCIA.  Las demandas falsas de turistas británicos en toda España han causado numerosos problemas a los establecimientos hoteleros, y en gran medida a la Comunitat, con una gran cantidad de turistas del país. Por ello, el PSPV ha presentado una proposición no de ley para que Les Corts insten a resolver el problema.

Desde principio de 2016, ya se empezaron a detectar en los principales destinos de turistas británicos, como en Benidorm., la presencia de bufetes de abogados ingleses que incitaban a los viajeros de esa nacionalidad a presentar, a su regreso al Reino Unido, una reclamación falsa de intoxicación alimentaria o por caídas contra los establecimientos en los que se habían alojado, para que las vacaciones les salieran gratis.

Con esta finalidad, se informaba a los clientes de que el procedimiento no tenía ningún coste para ellos, en referencia a los honorarios de esos bufetes de abogados para tramitar las reclamaciones, y que no era preciso, en muchos casos, que presentaran ningún tipo de parte médico, cosa que ha supuesto un crecimiento desproporcionado de las reclamaciones por parte de consumidores británicos a los turoperadores.

Se trata de los 'claim farmers', despachos buitres que inicialmente se especializaron en reclamaciones por accidentes en las vías públicas, para luego buscar nuevas áreas de negocio como los accidentes de tráfico, la venta de productos financieros por parte de bancos durante la crisis y los vuelos con retrasos. 

Éstos, con la aplicación de las cláusulas de descuento unilateral y para evitar elevados gastos que suponen los procedimientos legales, descuentan los importes de esas reclamaciones a los establecimientos hoteleros, sin más explicaciones que la aplicación de los términos y cláusulas de los contratos firmados. Según datos de Hosbec, la patronal hotelera de Benidorm, las reclamaciones de este tipo se han multiplicado por siete en el último año, con un coste para la industria turística que puede llegar a los 70 millones de euros.

La 'Reforma Jackson', el problema

Esta situación se ha visto favorecida por una modificación de la legislación británica conocida por la ‘Reforma Jackson’, que diferencia las reclamaciones que se hacían por viajes al extranjero de las que eran por vacaciones en el propio Reino Unido. La distinción, desde ese momento, fue crucial porque, para lo referente a viajes fuera de Gran Bretaña, ya no hay límites a los costes legales.

Esto fue aprovechado por los “recolectores de reclamaciones, que buscan recabar demandas para después derivarlas a los despachos de abogados a cambio de una comisión. Además, el problema es que el cliente no suele quejarse en el hotel, sino que lo hace ante el touroperador una vez que vuelve a su país, y lo puede hacer hasta tres años después de haber disfrutado de las vacaciones.

Esto hace que el hotelero se encuentre indefenso ante esto y acaba pagando las consecuencias, debido a que es él quien se descuenta por parte del touroperador la cuantía de la reclamación. Por este motivo, el PSPV ha pedido a Les Corts que lleven a cabo las gestiones necesarias con Reino Unido para intentar que modifique su legislación en materia de reclamaciones para viajes realizados fuera de su territorio, incluyéndolas nuevamente en el portal de arbitraje de consumo birtánico y limite los costes legales anexos  a éstos.

También piden adoptar medidas legislativas en el ordenamiento jurídico español para limitar la apliación de las cláusulas contrarias a la buena fe impuestas de forma unilateral por los touroperadores en los contratos de adhesión que se ven obligados a firmar los establecimientos hoteleros, como es el caso de los descuentos unilaterales o las de sumisión a la jurisdición de los tribunales extranjeros, que crean un desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes.

Turismo, intentando resolver el problema

Desde la Secretaría Autonómica de Turismo, liderada por Francesc Colomer, ya trasladaron a la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asián, la necesidad de tomar medidas sobre este problema y la necesidad de intervenir para que los touroperadores no incluyan estas cláusulas abusivas en los contratos.

Mientras, Hosbec ya anunció una estrategia que pasa por tomar medidas en los sistemas de control de los establecimientos hoteleros, sobre todo en los procedimientos de información a los clientes, para minimizar el impacto de las reclamaciones. También pidieron la mediación de la embajada en Londres, además de amenazar con demandas penales a aquellos clientes cuyas reclamaciones se demuestren que son falsas.

next