X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con el nuevo contrato no puede tratarlos sin autorización de la conselleria

El IVO pide a Sanidad tramitar el permiso para atender a pacientes que acudan a su centro

11/07/2017 - 

VALÈNCIA. La incertidumbre sobre la presentación de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO) al concurso de oncología de la Conselleria de Sanidad finalmente se ha despejado. La Fundación dirigida por el exconseller Manuel Llombart era la única que se esperaba que presentara oferta a pesar del suspense generado por la dirección acerca del estudio de los pliegos y el interés sobre éstos.

Y es que Sanidad decidió poner barreras al acceso al IVO, que antes era un centro de libre elección. A partir de ahora, si se adjudica el concurso como parece probable, los pacientes tendrán que ser derivados al IVO por un médico de la Sanidad pública. 

Sin embargo, desde el centro oncológico tienen en mente una situación que se repetirá cuando el concurso se resuelva: Un paciente que sospecha que puede tener un tumor se acerca al IVO, que hasta ahora funcionaba como un departamento más. Espera una revisión, pero el centro tendrá que pedirle que acuda primero a su médico de cabecera o al especialista de un centro público, que en no pocos casos acabarán derivándole de nuevo al IVO. 

Para evitar este vaivén difícil de entender para un posible enfermo, el centro que dirige Manuel Llombart ha incorporado en su solicitud para participar en el concurso la petición de algunos cambios en las condiciones. 

La consellera Carmen Montón y Manuel Llombart. VP

En primer lugar ha pedido al departamento que dirige Carmen Montón la sistematización de un procedimiento entre la Fundación y la Conselleria para "facilitar y agilizar" la tramitación administrativa necesaria con el fin de solicitar la autorización del paciente que acude directamente a la Fundación IVO sin derivación previa por parte de ningún facultativo del sector público.

Esto permitiría solicitar desde la Fundación la autorización del paciente que acude directamente al IVO sin derivación previa. La intención es poder contestar en no más de 48-72 horas si se le puede tratar en el IVO o debe ir a su departamento, teniendo en cuenta la gravedad de la enfermedad y el factor psicológico.

El cento de la calle de La Estrella

En segundo lugar, plantea seguir ofreciendo servicio en el centro de diagnóstico precoz de la calle de la Estrella, un centro "complementario a la sanidad pública desde hace más de 40 años en el objeto de la prevención secundaria en cáncer, en el que están funcionando diferentes programas de diagnóstico precoz".

Durante 2016, en dichos programas se realizaron un total de 38.490 revisiones. El IVO propone mantener y financiar dichos programas, de manera que el servicio de prevención que el IVO presta en este centro "no tendrá coste alguno para la Conselleria".

Centro del IVO en la calle de La Estrella, en València. VP

A cambio, solicita dar la posibilidad a los pacientes a los que se requiera una confirmación diagnóstica por una sospecha oncológica tras dicha revisión, que puedan ser atendidos en el IVO, si así lo solicitan, como alternativa a su departamento, siempre obteniendo la autorización previa del departamento.

Los pliegos

A través de estas condiciones, la Conselleria de Sanidad prevé concertar la asistencia integral de unos 30.000 pacientes oncológicos al año, un 15% de ellos casos nuevos y el resto serán pacientes en tratamiento o seguimiento, por un importe de unos 53,7 millones de euros, con carácter orientativo, ya que el precio real quedará fijado por los servicios efectivamente prestados.

El acuerdo de acción concertada que se suscriba tendrá una duración inicial de tres años desde la formalización, aunque podrá prorrogarse de forma sucesiva, anual y de mutuo acuerdo hasta una duración máxima de 10 años.

El acuerdo incluye desde la confirmación diagnóstica, el tratamiento oncológico y su seguimiento posterior hasta un máximo de cinco años y prevé que entre el 20 y el 25% del total de pacientes atendidos requerirá un ingreso hospitalario.

Así, las condiciones establecen que, de forma general, la primera consulta no sobrepasará los siete días naturales desde la la fecha de petición de atención y el inicio de la asitencia no superará los 10 días a partir de la fecha de la primera consulta. Además, la entidad deberá informar cada mes a la adminsitración de los tiempos de demora.

Experiencias y especialistas

La entidad que quiera concursar deberá contar con experiencia en este campo y un mínimo de 113 especialistas y 100 camas, la mitad de ellas individuales. Además, tendrá un mínimo de 10 camas UCI, 12 camas URPA, 40 locales de consultas externas, ocho quirófanos, un quirófano búnker, cuatro boxes de urgencia y 30 puestos de hospital de día.

Entre los equipos de alta tecnología, dispondrá de tres TAC, dos resonancias magnéticas, dos gammacamara, un angiografía por sustracción digital, tres aceleradores de partículas, un SPECT, un PET, cinco ecógrafos, tres mamógrafos, un densitómetro y un equipo de hemodiálisis.

La acción concertada incluye la asistencia integral de los pacientes con problemas oncológicos que residen y forman parte de la población protegida de los departamentos de salud de la Comunitat con cobertura pública. El Consorcio Hospital General de València se ha adherido a este acuerdo y los gestores de los departamentos de gestión privada podrán también adherirse.

Noticias relacionadas

next