X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Gobierno valenciano cumple por primera vez con la Ley de Morosidad: paga las facturas en 28,51 días

10/02/2018 - 

VALÈNCIA (EFE). El Gobierno valenciano situó el periodo medio de pago a proveedores en 28,51 días en diciembre de 2017, lo que ha supuesto cumplir por primera vez con el plazo legal de treinta días fijado en la Ley de Morosidad.

La reducción del plazo de pago ha sido posible, según la Generalitat, "a pesar de la grave infrafinanciación" que padece la Comunitat Valenciana y que se mantiene en el tiempo, porque el Gobierno central "sigue incumpliendo su compromiso y sigue sin aprobar" un nuevo modelo de financiación autonómica que "ponga fin a la discriminación financiera".

Según ha indicado Hacienda en un comunicado, la falta de un nuevo modelo de financiación provoca que "la única vía de liquidez" al margen de las entregas a cuenta que tiene la Comunitat Valenciana sea la liquidación del sistema de financiación y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

En el caso de la liquidación, el grueso se recibió en el mes de julio, cuando las arcas de la Generalitat ingresaron 1.186 millones por la liquidación del año 2015.

En relación a la liquidación, en los meses de febrero, marzo y abril de 2017 se recibieron pequeños anticipos que fueron compensados con ingresos del FLA ordinario en el mes de mayo, dejando el contador a cero.

En junio de 2017 se recibió un anticipo de 494,10 millones que, sumado a los 1.186,26 millones de la liquidación transferida en julio, deja el total ingresado por la liquidación de 2015 en 1.680 millones.

Según Hacienda, el ritmo de estas transferencias comportó que la Tesorería no pudiera efectuar determinados pagos hasta junio o julio, y además los abonos de Sanidad no pueden realizarse hasta que no llega el FLA extraordinario y pueden aplicarse a presupuesto estas facturas, que se activó en los meses de octubre y noviembre, cuando la Generalitat ingresó 651,35 y 180,65 millones, respectivamente, con cargo a este fondo.

Con esto, la Comunitat padece "problemas de liquidez" por los que Los proveedores son "los damnificados" ya que los pagos se demoran, han indicado las fuentes.

La concentración de las aportaciones en el segundo semestre de 2017 generó que durante los últimos meses la Tesorería pudiera incrementar los pagos y, de hecho, los últimos meses del ejercicio se realizaron pagos diarios, a diferencia de lo que ocurrió el resto del año.

Hacienda ha recordado que el pico más alta de demora en los pagos a proveedores se alcanzó en marzo de 2015, con el anterior Gobierno valenciano, cuando ascendió a 99,07 días.

El Consell ha introducido la priorización de los pagos realizados por la Tesorería, ejecutando primero aquellos destinados a las personas y los proveedores, y dejando la fórmula del confirming para los pagos de subvenciones (antes se abonaba a proveedores también a través de esta fórmula).

Noticias relacionadas

next