X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Supera la media en gasto social por el aumento de los últimos años

El Consell eleva el gasto per cápita, que aún es 300 euros inferior a la media española

Foto: EVA MÁÑEZ

Un estudio de la Fundación BBVA-Ivie muestra un aumento de la dotación destinada a educación, sanidad y protección social en 2016

11/07/2018 - 

VALÈNCIA. El Gobierno de Ximo Puig elevó en 2016 el gasto en sanidad, educación y bienestar social, según un estudio de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que muestra que el gasto en estas áreas en la Comunitat se situó ese año, por primera vez, por encima en el gasto medio autonómico por habitante ajustado. 

Según informó este martes la Generalitat, el trabajo, elaborado con los datos oficiales del Ministerio de Hacienda y de la IGAE muestra que en 2016 la Comunitat Valenciana destinó 2.537 euros por habitante ajustado para atender la cobertura de estado del bienestar, frente a los 2.464 euros de media autonómica.

Este hecho es más significativo, según la Conselleria de Hacienda, si se tiene en cuenta que en el conjunto del gasto -es decir, servicios públicos fundamentales y el resto de funciones-, la Comunitat Valenciana sigue estando por debajo de la media de las comunidades, que está en 3.429 euros. En concreto, la valenciana, con 3.130 euros, es la cuarta autonomía que menos gasta per cápita, solo por delante de Castilla-La Mancha (3.083 euros), Andalucía (3.037) y Madrid (3.021), lo que supone un 8,7% por debajo de la media. En euros, son 299 menos que la media.

Según la Conselleria, "para asegurar un nivel de calidad mínimo homologable al resto de territorios en sanidad, educación y protección social, la Comunitat ha de realizar un mayor esfuerzo en estas funciones a costa del resto de servicios (que incluyen desde el impulso a los sectores productivos, las infraestructuras, la cultura o el medio ambiente), que se ven así lastrados". 

En esas funciones, la Comunitat gasta por habitante casi 30 puntos menos que la media (concretamente, 29,5 puntos menos). En euros, son 681 euros, frente a la media autonómica de 965 euros.  


"Entre 2003 y 2013 la Comunitat Valenciana amplió la brecha respecto a la media de las autonomías en lo que a servicios públicos fundamentales se refiere. Para el anterior ejecutivo nunca fueron una prioridad", criticó el conseller de Hacienda, Vicent Soler

La Comunitat Valenciana es, tras Murcia, la autonomía que mayor porcentaje de sus ingresos dedica a servicios públicos fundamentales, más de 10 puntos porcentuales por encima de la media. "Este elevado esfuerzo para mantener el nivel del gasto en servicios públicos fundamentales se debe a que los ingresos que recibe nuestro territorio del modelo son menores", explicó Soler.

Población ajustada

En términos de población de derecho, la Comunitat Valenciana sigue estando todavía por debajo, aunque muy ligeramente, en el gasto en servicios públicos fundamentales (2.449 euros, frente a la media de 2.464 euros), no así, como se ha señalado, en gasto por habitante ajustado. 

Este concepto de población ajustada, utilizado en el sistema de financiación, es el resultado de aplicar determinadas ponderaciones (población joven, población protegida equivalente, población mayor y otras variables territoriales, como dispersión de la población, superficie y la insularidad) con el fin de establecer un indicador de necesidades. La aplicación de estos criterios, sobre la base de que los servicios fundamentales se referencian básicamente a las personas, penaliza a la Comunitat Valenciana.

El informe del BBVA-IVIE subraya que el sector público desempeña un papel fundamental en garantizar la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos de un territorio y mejorar los niveles de bienestar de la sociedad. En España, el gasto público en los servicios públicos fundamentales que componen el estado del bienestar (sanidad, educación y protección social) se reparten entre las distintas administraciones públicas: las comunidades autónomas y la Seguridad Social concentran el 90% del total del gasto público y las administraciones locales y central absorben el resto. 

España destina el 26,8% del PIB a la sanidad, la educación y la protección social, a casi 5 puntos porcentuales de los países de la Eurozona (31,7%) e inferior a las cuatro mayores economías europeas, Alemania (30,7), Reino Unido (28,1), Francia (37,9) e Italia (32,0).


Noticias relacionadas

next