X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Baixauli (liquidador): "Llevamos dos años queriéndonos ir de aquí, pero no hay manera"

El Consell aprobará este mes la liquidación del ente RTVV con la cesión del activo a la Generalitat

Foto: EVA MÁÑEZ
10/07/2018 - 

VALÈNCIA. El Gobierno valenciano aprobará este mes, probablemente el 20 de julio, la liquidación del ente público Radiotelevisió Valenciana (RTVV) después de cinco años y cuatro meses desde que el Consell de Alberto Fabra ordenó iniciar el proceso. Lo hará mediante la fórmula de aceptar el traspaso de activos y pasivos a la Generalitat, propuesta que tiene sobre la mesa desde el pasado 4 de abril junto a las cuentas anuales y el informe de auditoría.

Al hilo del malestar existente en Presidencia de la Generalitat por la tardanza en concluir el proceso, uno de los tres liquidadores, Ignacio Baixauli, explicó este lunes a Valencia Plaza que desde hace tres meses la liquidación del ente está en manos del Consell y justificó que la extinción del organismo se esté alargando más de lo previsto por la necesidad de cerrar todos los flecos. "Llevamos dos años queriéndonos ir de aquí, pero no hay manera", lamentó.

En cuanto a la empresa pública RTVV SAU, antigua filial del ente público, al ser una empresa el proyecto de cesión de activos y pasivos a la Generalitat tiene que pasar primero por el Registro Mercantil, que dará un mes de plazo para posibles impugnaciones de acreedores, por lo que el proceso puede ir más lento. Una vez validado por el registrador, será el Consell constituido en junta general de accionistas el que apruebe el proyecto de cesión y la liquidación definitiva. El proyecto se entregó en el Registro el pasado 20 de junio.

Según Baixauli, "el problema es que al día siguiente de la cesión alguien tiene que hacerse cargo del día a día, porque hay un edificio con inquilinos", en referencia al Centro de Producción de Programas de Burjassot, donde están À Punt y va a instalarse RTVV, está Culturarts con el antiguo servicio de documentación de RTVV, la empresa pública EIGE con el personal técnico y los repetidores, así como contratos externos de limpieza y seguridad, entre otros. También hay más de 200 pleitos laborales vivos por reclamaciones de extrabajadores.

Ignacio Baixauli. Foto: EVA MÁÑEZ

"Alguien tiene que gestionar todo esto cuando se produzca la cesión y en la Generalitat se han estado tirando la pelota unos a otros hasta que un informe de la Abogacía ha dicho cómo se tenía que hacer", relata Baixauli, quien asegura que los liquidadores han dejado de cobrar del ente público.

Fuentes de la Generalitat admiten que el proyecto de cesión de activos y pasivos del ente público llegó hace cuatro meses, pero que ha habido que completar diversa documentación y ver cuál era la mejor fórmula jurídica para culminar la liquidación. Estas fuentes aseguran que está todo listo y que si no es en el pleno del Consell de este viernes será en el siguiente cuando se apruebe la cesión.

Los activos del ente público ascienden a 11,82 millones de euros, de los que 8 corresponden a una deuda de RTVV SAU con su antigua matriz que no se va a pagar porque cuando las dos entidades se integren en la Generalitat quedará anulada. Los activos de RTVV SAU ascienden a 33 millones, la mayoría correspondientes al edificio de Burjassot, mientras que el pasivo es de 110 millones y el patrimonio neto de -77 millones.

Victoria de última hora sobre Hacienda

Justo antes de terminar su trabajo, los liquidadores han logrado una última victoria administrativa frente a la Agencia Tributaria (AEAT) que beneficia tanto al ente público como a RTVV. En ambos casos el Tribunal Económico Administrativo Regional les ha dado la razón. En el del ente público, Hacienda le reclamaba 6,74 millones de euros por una discrepancia relativa al IVA. Al ser un ente público, con el recurso se aplazó la deuda pero la AEAT dejó de abonar la devolución de 800.000 euros mientras se resolvía el caso. Ahora no solo no tendrá que pagar los 6,74 millones, sino que recibirá la devolución pendiente del IVA soportado en los últimos cuatro años.

En el caso de RTVV SAU, la AEAT reclamó 1,12 millones de euros, que tuvo que pagar aunque reclamara por ser una empresa y que ahora le serán devueltos con sus correspondientes intereses.

Foto: EVA MÁÑEZ 

Noticias relacionadas

next