X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DE DUPLICARLAS ENTRE 2013-2015 A BAJAR

El Brexit frena en seco las exportaciones de la Comunitat Valenciana hacia Reino Unido

11/02/2018 - 

VALÈNCIA. La histórica decisión de los británicos de abandonar de la Unión Europea el 24 de junio de 2016 sigue impactando sobre las exportaciones de la Comunitat Valenciana hacia Reino Unido, según se recoge en el último informe de la Cámara de Comercio de València, tal y como ha venido contando este diario en los últimos tiempos. Así, entre los seis primeros meses de aquel año las ventas de productos valencianos hacia tierras británicas se habían disparado un 23,6%, mientras que en la segunda parte de 2016 -que ya incluían el impacto del Brexit- se habían reducido un 23,3%. La cosa no queda ahí porque en los ocho primeros meses del pasado ejercicio las exportaciones seguían cayendo, pero eso sí a un menor ritmo (-11%).

El informe recoge que el comercio entre el Reino Unido y la Comunitat Valenciana experimentó un sustancial crecimiento entre los años 2013 y 2015, hasta el punto de que se duplicó el importe de los bienes comercializados. Dicho dinamismo fue mayor en las exportaciones valencianas al Reino Unido, con un incremento acumulado del 128%, que en las importaciones de productos británicos (+63%), lo que se tradujo en un notable aumento del saldo comercial superavitario para la economía valenciana.

A lo largo de los once primeros meses de 2017, el retroceso se fue moderando; mientras la libra siguió depreciándose respecto al euro, pero también a un ritmo más atemperado, hasta alcanzar en agosto un tipo de cambio máximo de 0,92 libras por euro. Cierto es que todavía se desconocen los daños colaterales que va a provocar la 'desconexión' del Reino Unido de la Unión Europea, como también si habrá un 'hard Brexit' o 'Brexit duro'. Cuanto menos Bruselas y Londres cerraron en diciembre pasado un acuerdo para sentar las bases del Brexit en cada una de las tres áreas prioritarias: derechos de los ciudadanos, diálogo sobre Irlanda y la factura financiera.


El informe destaca el aumento puntual, tanto en 2016 como en 2017, de las ventas de material ferroviario (locomotoras y automotoras). Sin contar dicha partida en las cifras globales, las exportaciones valencianas al Reino Unido habrían retrocedido un 13,7% entre enero y noviembre del pasado ejercicio.

Entre los sectores que siguen afectados por el 'Brexit' están las ventas de vehículos automóviles y motores, los productos agroalimentarios -salvo en los casos de la fruta fresca y en conserva-, los vienes de equipo y semimanufacturas (aluminio, piedra, vidrio, madera, hierro, acero...) y moda (calzado y confección principalmente). Por el contrario, el informe constata la continuidad en el comportamiento al alza de las ventas de café y azafrán, cosmética y perfumería, textil-hogar y habitat (productos cerámicos y muebles). 

De cara a la futura relación comercial entre Reino Unido y la Unión Europea (UE), tal y como recoge el informe de la Cámara de Comercio de València, se contemplan dos alternativas factibles: por un lado, el 'modelo noruego', es decir, aquel que contempla el acceso total al mercado común pero aceptando las normas e inmigración europea, además de aportar económicamente al presupuesto europeo; y, por otro, el 'modelo canadiense' (CETA) basado en el intercambio libre de una gran parte de bienes, pero sin incluir el sector servicios.


El Gobierno británico se inclina por la segunda opción, dejando fuera de acuerdos especiales las actividades del sector servicios, que representa el 70% del PIB británico. Sin embargo, voces internas discrepantes han generado inestabilidad en el seno del mismo, debilitándolo en las negociaciones frente a la Unión Europea. El mes pasado, el proyecto de Ley del Brexit, norma que transpondrá el cuerpo legal de la UE al Reino Unido, fue aprobado por la Cámara de los Comunes pasando a la Cámara de los Lores.

Mientras tanto, el consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea aprobó el pasado 29 de enero las directrices a seguir durante la fase de negociación del Brexit. Las mismas que contemplan ofrecer al Reino Unido un periodo transitorio de algo menos de dos años (hasta finales de 2020) a partir del 29 de marzo de 2019 –fecha del inicio del Brexit- en el cual se mantendría la estructura legal y comercial con la Unión Europea, seguirá realizando las aportaciones económicas que le corresponda, pero no podrá participar en los órganos y procesos decisorios de la UE.

Durante dicho período las empresas británicas y europeas podrán continuar comerciando como lo hacían hasta la fecha. De esta forma, se pretende ampliar el tiempo para regular las relaciones futuras de Londres con Bruselas y permitir que las empresas tengan tiempo para adaptarse a la nueva situación. Pero los daños colaterales del Brexit, más allá de como se vienen plasmando sobre las exportaciones de la Comunitat Valenciana, son desconocidos en su totalidad.

Noticias relacionadas

análisis

Los problemas internos del Brexit

Por |  - 

El analista de XTB advierte sobre los daños colaterales que está teniendo la decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea (UE)... y los que todavía quedan, lo cual está minando el ritmo de la economía del Reino Unido

next