X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ignasi candela, diputado de compromís

"Debe haber una respuesta unitaria contra la marginación presupuestaria hacia la Comunitat" 

18/04/2017 - 

ALICANTE. Ignasi Candela (Crevillent, 1987) forma parte de la generación más joven de políticos de la coalición de Compromís. Este economista, licenciado en la Universidad de Alicante, becado de Erasmus en Noruega, es quien vigila, desde la coalición, las inversiones del Gobierno en la Comunitat Valenciana, no en vano es el portavoz de Compromís en la comisión de Fomento. Defiende la unión de todos los partidos para revindicar a una sola voz ante lo que él considera un menosprecio continuo del Gobierno de Rajoy. Desde el punto de vista político, Candela, militante de Iniciativa (el partido de Mónica Oltra), defiende la coalición con Podemos y otras formaciones de izquierdas, como se puede comprobar la segunda parte de la entrevista.

-¿Qué valoración hace de los presupuestos generales del Estado?

-Los presupuestos son una marginación más a la Comunitat. Es un castigo más a lo que la Comunitat Valenciana representa a la hora de hacer política diferente. Los elementos son dos, y nos deberían hacer reflexionar: la política nacional siempre ha pivotado sobre Madrid y Cataluña, y en esa partida de tenis, el resto de autonomías no hemos tenido visibilidad y la prueba es que la marginación no viene de ahora, es de tiempo. Ahora es especialmente dura. Y la segunda razón es que los partidos que han representado a la Comunitat Valenciana han sido funcionales; por ejemplo, en la votación sobre en qué ciudad debería ir la Agencia Europea del Medicamento se vio muy claro que había dos partidos, PP y PSOE, que votaron a favor de Barcelona, como hizo Ciudadanos. Eso es un ejemplo de lo que nos pasa.

-Antes de empezar las negociaciones, hubo polémica sobre si Compromís entraría en ellas. ¿Existió esa posibilidad, que Compromís o el Bloc se sentara a negociar con el Gobierno?

-No hubo ninguna vía de negociación. Lo que sí hubo fueron muchas vías de intoxicación; es decir, el PP lo que quería es que nosotros entráramos a negociar sin saber muy bien qué, pues con la aritmética parlamentaria, el PP sólo depende de un diputado, que es el de Nueva Canarias, y lo que quería es que Compromís u otras fuerzas entraran para que Nueva Canarias tuviera tanta fuerza de negociación. Pero claro, eso no es voluntad de negociar, sino de debilitar. Pero nosotros tampoco nos íbamos a sentar a negociar con un PP que tiene a su formación en la Comunitat como referencia; es decir, como sus alumnos aventajados. Estamos en las antípodas de ellos, y máxime con un presupuesto con unos recortes tan brutales. Estamos en política para cambiar radicalmente lo que el PP ha hecho.

"No hubo ninguna vía de negociación. Lo que sí hubo fueron muchas vías de intoxicación"

-Si hubiera existido una propuesta seria, ¿se hubieran sentado con el PP?

-La única vía para sentarnos es que el PP, por voluntad propia, hubiera reconocido los agravios históricos que sufrimos; y las soluciones. Financiación, inversiones y deuda histórica. Si estas tres cuestiones las reconocen y establecen un calendario para pagarlo, pues entonces sí. Pero como no es el caso, pues poco hay que negociar.

-Entiendo que la única posibilidad de poder lograr cambios queda reducido a las enmiendas parciales... ¿Dónde se incidirá?

-Lo que queremos hacer, y emplazamos al resto de partidos políticos si de verdad consideran que hay una marginación a la Comunitat Valenciana, es articular una respuesta unitaria de toda la sociedad para exigir lo que de verdad nos corresponde. Las prioridades son el Corredor Mediterráneo, ahora que sabemos, por ejemplo, que para Alicante sólo hay dos millones de euros; las cercanías y la conexión con el aeropuerto. Esas son cuestiones básicas.

-¿Ve Compromís alianzas políticas posibles para lograr la modificación de las cuentas de Rajoy?

-La voluntad ahora está en la capacidad que como pueblo tenemos para ir todos a una. Y no sólo partidos, sino empresarios, sindicatos, sociedad civil, etcétera. En el Parlamento, a la hora de la votaciones, ahora el PP tiene 175 votos y el resto, 174, y si no recuerdo mal, el PP tiene 13 diputados, pues con esos ya cambia la tortilla. Si el PP y Ciudadanos en la Comunitat Valenciana quieren cambiar el sentido de los presupuestos, pueden. Y nosotros vamos a emplazar a que eso esa posible. Ya están bien de quejarse; es el momento de cambiar las cosas.

"Si el PP y C's, en la Comunitat, quieren cambiar el sentido de los presupuestos, ahora pueden"

-El tren de la costa, el que debe unir Alicante y Gandia por el litoral, es una de las infraestructuras que están en el centro de debate. ¿Ve voluntad en acometer esta obra?

-Hicimos una pregunta al Gobierno y nos dijo que no era rentable. Nosotros hemos aportado los informes de las universidades que así lo avalan. Volvemos al punto al inicial: la política ha pivotado entre dos grandes territorios, como son Madrid y Barcelona, y el PP siempre ha pensado en infraestructuras megalómanas, alejadas de las necesidades de la realidad. Y el tren de la costa es una muestra, como lo es la línea Xàtiva-Alcoy y las cercanías. 

-¿Qué es lo que más echa de menos de los presupuestos?

-No sabemos cuál es la reflexión o explicación de por qué los presupuestos son de esta manera o de otra. No hay argumento. Cuando no se dan explicaciones, hay partidismo.

-Usted es de Crevillemt, un municipio que está en la frontera lingüistica, entre el Vinalopó y la Vega Baja. ¿Hay polémica con el decreto de plurilingüismo?

-En Crevillent sólo hay polémica por parte del PP, que quiere generar un problema donde no lo hay. Crevillent es un ejemplo de la convivencia lingüística; somos un municipio con mucha relación con Elche y su campo, que es valencianoparlante, y la Vega Baja, que es castellanoparlante. Nunca ha habido ningún problema. El PP quiere generar polémica porque a día de hoy no tiene un proyecto alternativo de Gobierno y están huérfanos y van a salto de mata.

"En el plurilingüismo, tanto PP como Ciudadanos están muy alejados de la sociedad"

-Usted presenció la respuesta del ministro de Educación a la pregunta de Ciudadanos sobre el decreto. ¿Considera que hubo un toque de atención a la política de Vicent Marzà?

-Lo cierto es que el Tribunal Supremo ha avalado el plurilingüismo. Lo que no entiendo es cómo Ciudadanos, que se define como un partido moderno, quiere volver a sacar luchas intestinas del pasado de la Comunitat Valenciana; polémicas de los años 70 y 80, es lo que no acabo de entender. En este asunto, tanto PP como Ciudadanos están muy alejados de la sociedad.

Noticias relacionadas

next