X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista

David Carrasco (BBVA AM): "España ha pagado, paga y pagará pensiones en el futuro"

14/06/2018 - 

VALÈNCIA. BBVA no solo se está haciendo fuerte en la gestión de fondos de inversión en la Comunitat Valenciana como contaba hace unos días este diario. También en lo que a planes de pensiones se refiere, dado que a 31 de mayo pasado alcanzaba un patrimonio bajo gestión en banca comercial de 1.283 millones de euros repartidos a través de 118.387 cuentas partícipes en planes de pensiones individuales.

Precisamente el Instituto BBVA Pensiones lanzó en 2013 'Mi jubilación'. Se trata de una iniciativa en la que se facilita a todo el que lo desee y de manera gratuita información sobre la jubilación de una manera sencilla y comprensible y con la que se quiere contribuir a que los ciudadanos mejoren su conocimiento sobre el sistema de pensiones a través de artículos y vídeos explicativos, simuladores para calcular la pensión y un foro de expertos en el que preguntar dudas, entre otras medidas.

Ni que decir tiene que los planes de pensiones son uno de los activos financieros más demandados por todos aquellos que quieran complementar su pensión. Pero de esto y de más cosas habló con Valencia Plaza el director Comercial, Pensiones y Marketing de BBVA Asset Management, David Carrasco.

-La primera pregunta es obligada: ¿habrá pensiones para todos en un futuro?
-Pensiones ha habido, las hay y las habrá. España ha pagado, paga y pagará pensiones en el futuro. Una cuestión distinta es lo que se pueda pagar en el futuro, que dependerá de los ingresos que tenga entonces el sistema.

-Entonces, ¿serán suficientes las pensiones para evitar situaciones de pobreza?
-Es el objetivo que como país nos debemos poner y está en el consenso de la sociedad. Los distintos grupos políticos tienen que llegar a un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo, pero en definitiva para eso se creó el sistema de pensiones y debe ser el objetivo de la sociedad.

-¿Qué fue de la famosa carta que el Estado iba a enviar a todos los españoles para que se fueran haciendo la idea de lo que nos iba a quedar de pensión?
-Procedía de una disposición legal del año 2011 y que establecía la conveniencia de que a los trabajadores se les informara de la futura pensión esperada. Finalmente el borrador no vio la luz y la verdad es que es una verdadera lástima. Lo que sí se hizo fue poner en marcha un simulador en la página web de la Seguridad Social para calcular la pensión. La accesibilidad es mejorable porque o tienes una clave o tienes un certificado digital, de lo contrario no puedes acceder. La población tiene que tener información sobre su pensión.

-¿Cómo se debería preparar a la población para concienciarla sobre las pensiones y no tener que esperar a cobrarla para llevarse disgustos innecesarios?
-Esto es una realidad que venimos viendo en otros países de nuestro entorno donde empiezan a ahorrar cuando comienzan a trabajar. La forma adecuada es hacerlo desde muy joven y de manera concienciada. En España hemos tenido un sistema público que tradicionalmente ha sido muy generoso en términos relativos porque por cada 100 euros de salario antes de la jubilación, la Seguridad Social pagaba 80 euros de pensión. Sin embargo, la pirámide poblacional es muy diferente a la que existía a finales de los años 60/70 por la generación de los 'baby boomers'. A día de hoy tenemos algo más de 9,5 millones de pensionistas, pero la estimación de la Unién Europea es que van a superar los 15 millones en el año 2050. Para cubrir el déficit actual del sistema necesitaríamos 1.000 euros anuales más de cotización por trabajador, cifra que se iría hasta los 4.000 euros en 2050.

-Está pintando un panorama gris...
-No, no. Quiero transmitir un mensaje de tranquilidad porque las pensiones siempre se han pagado y se seguirán pagando. Pero dicho esto no podemos olvidar que a día de hoy existe un déficit y por cuestiones demográficas irá a más. Las pensiones nuevas son más altas que las antiguas, por lo que el coste de las futuras pensiones será más elevado.

-De ahí que incida en la necesidad de complementar la pensión...
-Así es porque es muy importante tomar decisiones personales porque de ellas dependerá que podamos cambiar el futuro si el que nos pintan no nos gusta. Teniendo en cuenta además que si queremos pagar en el futuro pensiones igual que las actuales necesitaremos ingresos adicionales. Para obtenerlos, si optamos por incrementar las cotizaciones serán los trabajadores presentes y futuros los que soporten el gasto. En todo caso, no hay que olvidar que el aumento de las cotizaciones tiene efectos sobre el empleo porque se incrementa el coste del trabajo para las empresas, y a largo plazo no se pueden pagar pensiones con recurso a deuda, por lo que el sistema debe tender al equilibrio, para lo que probablemente sea necesario actuar en varios ámbitos dentro del sistema. Uno de los ejemplos más claros es el caso sueco, que al igual que en España es un sistema obligatorio, de reparto y solidaridad internacional, pero además es muy transparente y sencillo de entender.

-A su juicio, ¿cuáles son los mejores vehículos de ahorro de cara a la jubilación?
-No hay un vehículo mejor sino que va a depender del perfil de riesgo y las preferencias de cada persona. Hay gente que ahorra a través de inmuebles (por ejemplo alquilando para obtener rentas que permitan complementar los ingresos)otros vía acciones, dado que permiten obtener dividendos que, de nuevo, complementan los ingresos, otros en fondos de inversión, otros en planes de pensiones. El producto adecuado en cada caso depende de las preferencias de cada uno, pero eso sí, es recomendable ahorrar de forma constante (lo ideal sería hacerlo de forma periódica, mes a mes).. En España solo aporta uno de cada tres partícipes y el ahorro para la jubilación hay que tomárselo como pagar cualquier recibo (luz, agua, teléfono....). Se trata de renunciar a una renta disponible presente para tenerla en el futuro y si se ahorra de forma continuada será mucho más fácil de alcanzar el objetivo de complementar la pensión.

-Por último, ¿qué factores hay que tener en cuenta para elegir bien un plan de pensiones?
-Básicamente tiene que ser un plan que se adapte al perfil de cada uno. Por ejemplo, si uno tiene un perfil conservador no debe invertir en planes de pensiones vinculados a la renta variable. También hay que revisar bien el historial de las rentabilidades y preguntar al gestor por el estilo de la gestión, además de los costes del vehículo.

Noticias relacionadas

next