X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

residencias artísticas, sí; encuesta cultural, casi

Cultura logra un aprobado raspado en los objetivos de un Seminari de Govern de perfil bajo

22/01/2018 - 

VALÈNCIA. Aquellos creyentes en la religión mr.wonderfuliana conocerán al dedillo el mandamiento de ‘Apunta a las estrellas y alcanzarás la luna’. Pues bien, la conselleria de Cultura prefirió asegurar el tiro en verano de 2017 dirigiéndolo directamente al Centre del Carme y San Miguel de los Reyes. Tras varios seminarios de gobierno planteándose objetivos ambiciosos –como la ley del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) o la Ley de Mecenazgo-, pasaron a marcarse dos: un proyecto de residencias artísticas y una encuesta de consumo cultural. Se podría decir que los dos están cumplidos. En condicional, sí, puesto que fuentes de la administración confirman que la encuesta está realizada aunque todavía no ha sido presentada públicamente. Será el próximo fin de semana cuando el conseller, Vicent Marzà, dé cuenta de lo hecho y se marque nuevas metas en el seminario que tomará las localidades de Vinaròs y Benicarló.   

La medida anunciada más llamativa en estos meses es la entrada de la Generalitat en el accionariado del Teatre Principal de Alicante. El 6 de diciembre Ximo Puig hizo oficial la entrada, una medida esperada desde el verano, y con la que se intenta igualar al recinto alicantino con los otros dos teatros de Valencia y Castelló. Queda pendiente la firma, que se realizará según dijeron durante este primer trimestre de 2018. Con esto se solucionarán los problemas económicos que tiene en la actualidad el Principal y también se consigue otro gran hito. Alicante tendrá la segunda sede de producción escénica de la Comunidad. 

Si seguimos en los escenarios, el Arniches es la otra pieza relevante. La escogida como delegada del IVC en las comarcas del sur, Alicia Garijo, ya ha estrenado la primera programación gestionada íntegramente por ella. Las primeras cifras anunciadas avalan la respuesta del público, con lo que se demuestra la necesidad que había de un gestor a tiempo completo. Entre sus objetivos, potenciar la marca de esta sede teatral.

“En la actualidad no hay una encuesta actualizada sobre las prácticas culturales de la población valenciana a diferencia de otros territorios del Estado como Andalucía, el País Vasco o Catalunya, donde sí se hacen encuestas periódicas y se dispone de observatorios culturales”. Con estas palabras el gobierno se fijaba como objetivo el pasado mes de julio generar –desde la Dirección General de Cultura y Patrimonio y de la mano de la Universitat de València- un documento con datos actualizados con el objetivo de “diseñar y afinar estrategias desde y para los sectores culturales”. El informe, que todavía no se ha presentado, constará de cinco capítulo dedicados a las lecturas y usos de Internet; a la música, el cine y las artes escénicas; al asociacionismo cultural; a las desigualdades en el universo cultural y un capítulo último de conclusiones.

Carmen Amoraga y José Luis Pérez Pont. Foto: EVA MÁÑEZ.

El caso de las residencias artísticas, en cuestión de tiempos, es más peculiar. Fue en marzo de 2017 cuando la directora general de Cultura y Patrimomio, Carmen Amoraga, y el gerente del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, anunciaron que estaban trabajando en un proyecto de residencias artísticas, algo que hasta ahora no había sido impulsado en la Comunitat desde el ámbito público. En el seminario celebrado a finales de julio se incluyó como el segundo de los objetivos siendo en agosto cuando se anunció la primera de las convocatorias, dirigida al Centro Cultural Las Cigarreras de Alicante.

De esta forma, con el proyecto ya madurado en verano de 2017, el documento del seminario de gobierno especificaba que las residencias, además de las Cigarreras, ocuparían el Centre del Carme –sede del Consorci de Museus- y el Espai d’Art Contemporani de Castelló, un proyecto que se pone en marcha con la colaboración del IVAJ y del Col·legi Major Rector Peset. Con un presupuesto total de 150.000 euros, fue durante la presentación de una de las convocatorias organizadas por el Consorci que Amoraga y Pérez Pont confirmaron la intención de la administración autonómica de extender la colaboración en este ámbito a espacios fuera de la Comunitat Valenciana, tanto de otros puntos de España como del extranjero, aunque todavía no han precisado cuáles.

En el apartado artístico, Pérez Pont es de los que más ha apostado por Alicante. Desde su cargo como director del Consorci ha promovido exposiciones cuya única parada en la Comunidad ha sido Alicante. Y, especialmente, ha conseguido que la comunicación entre los museos con los que colabora sean más fluidas y preparen conjuntamente más proyectos. Como ejemplo, El laberinto luminoso, la muestra de Varela en el Mubag. Este reconocimiento del trabajo realizado fuera de la capital es uno de los factores que más le han valorado. 

En verano se presentó también la primera exposición realizada desde Alicante con los fondos del Ivam, Perdidos en la ciudad. Con su director, José Miguel Cortés, se abre también la llegada de otro de los grandes proyectos de la Generalitat en Alicante, la subsede del museo de arte contemporáneo en Alcoi. El pasado diciembre se firmaron los primeros protocolos para intentar resolver la situación de parálisis en la que se encontraba el CADA. Y se espera que este 2018 sea una realidad un proyecto largamente esperado.

Noticias relacionadas

next