X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

parte del grupo parlamentario desconocía esta intención

Ciudadanos quiere cambiar a su candidato en el Consell Jurídic por Mari Carmen Pérez

26/05/2017 - 

VALÈNCIA. Otra vuelta de tuerca en el proceso para renovar el Consell Jurídic Consultiu (CJC). Este miércoles el nuevo secretario general de Podemos, Antonio Estañ, afirmaba que la nueva dirección autonómica de su partido debatiría en su primera reunión la posibilidad de cambiar al candidato que registraron el pasado mes de diciembre para cumplir con el requisito de paridad al que obliga el reglamento. Un paso que también quieren dar los naranjas.

El partido del que ahora es portavoz Mari Carmen Sánchez quiere cambiar al candidato que en su día registró el exsíndico Alexis Marí, José María Tomás y Tío, por una candidata mujer, tal como confirman fuentes del partido consultadas por Valencia Plaza. Pero, antes de abordar este asunto y llevarlo a una votación interna, la dirección del grupo está tanteando qué nivel de aceptación y consenso generaría su nueva apuesta entre el resto de partidos con representación en la Cámara.

Así, la persona por la que apostarían sería la abogada ilicitana Mari Carmen Pérez Cascales, miembro del Consejo General de la Abogacía Española y decana del Colegio de Abogados de Elche durante nueve años. Una intención que desconocen algunos diputados del grupo parlamentario. En concreto, quienes se posicionaron en favor de Marí hace un mes cuando el exportavoz se postuló en contra de los Presupuestos Generales del Estado por "marginar" a los valencianos a pesar de la advertencia de la dirección nacional de que sería relevado del cargo si lo hacía. 

En este punto, cabe recordar que la candidatura de Tomás y Tío fue un motivo de división en los naranjas. Mientras los diputados afines a Marí apoyaban al presidente de la Fundación por la Justicia, el sector que encabezan Juan Córdoba, Emilio Argüeso y Emigdio Tormo, querían que se registrara el nombre de un abogado alicantino. Un desacuerdo que evidenciaba que Ciudadanos tenía el alma dividida y por el que se maniobró para imponer al de Alicante, pese a que el primer candidato ya había recibido el visto bueno por parte de la dirección nacional.

Ahora, tras aplazarse la renovación del órgano el pasado mes de marzo por la falta de paridad en las tres propuestas registradas por PP, Ciudadanos y Podemos -Enrique Fliquete, José María Tomás y Tío y Rubén Martínez Dalmau-, el grupo de Sánchez aprovecha para retomar el pulso que en su día perdieron los más afines a la dirección estatal. Maniobra que, además, permitiría dar cumplimiento al artículo 178.1 del Reglamento de Les Corts que en su día hizo saltar por los aires la votación del pleno tras seis meses de negociaciones.

Un proceso viciado

El primer paso para renovar el Consell Jurídic Consultiu (CJC), más que paso, fue traspiés. El proceso comenzó con críticas y reproches por parte de algunos parlamentarios de Les Corts al bipartito de PSPV y Compromís. Especialmente duros fueron desde Podemos, ya que el Consell sustituyó a los tres juristas que les tocaba nombrar sin esperar a hacerlo de manera conjunta con la Cámara, a la que le corresponde proponer a los otros tres candidatos, y sin trasladarlo previamente a su socio del Botànic.

Con Ciudadanos y Podemos debatiendo cambiar a sus candidatos, la renovación del Consell Jurídic todavía podría retrasarse unos meses, pues en el caso de los morados, por ejemplo, es una decisión que le compete decidir al Consejo Ciudadano Valenciano, que todavía debe conformarse al completo. De momento, tres de los consejeros llevan nueve meses de mandato en funciones. 

Noticias relacionadas

next