X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el portavoz de la diputación deja el partido

Ciudadanos: ¿fuga aislada o camino del efecto dominó?

9/02/2017 - 

VALENCIA. El portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Valencia, José Enrique Aguar, presentó este miércoles su baja de militancia en la formación naranja para, a continuación, solicitar por registro de entrada en la corporación provincial su traslado al Grupo de No Adscritos a través de un escrito (LEA AQUÍ LA CARTA) muy crítico hacia la fuerza política a la que hasta ahora pertenecía. Entre sus principales razones ofrecidas por el dirigente destacan el abandono ideológico de la socialdemocracia, el acercamiento al PP y la falta de democracia interna. 

De esta manera, Ciudadanos se quedará ahora con una sola representante en la institución, la concejal de Alboraia Mamen Peris, integrada en la corriente oficialista del partido y que en la Asamblea General del pasado fin de semana fue elegida entre los 125 miembros del Consejo General.

La incógnita ahora para la formación naranja reside en saber si la marcha de Aguar es una fuga aislada o puede acarrear un efecto dominó en la Comunitat que dañe la reputación del partido que lidera Albert Rivera. El hasta ahora portavoz de la Diputación, concejal de Benetússer, fue alcalde de ese municipio por el PSPV durante casi dos décadas, pasando después al partido Centro Democrático Liberal (CDL), una formación de carácter nacional que gozó de cierta implantación local -sacó en 2011 cerca de 10.700 votos y 10 concejales en la Comunitat Valenciana- y que, a partir de la plataforma Movimiento Ciudadano impulsada por Rivera junto a otros referentes como el exministro socialista Antoni Asunción, terminó integrándose en Ciudadanos.

El foco mediático se dirige ahora a Les Corts. La división casi por la mitad del grupo parlamentario compuesto por 13 diputados se hizo patente meses atrás y la situación, lejos de mejorar, ha empeorado en las últimas semanas. El llamado internamente 'Clan del Dátil', que aglutina entre otros a dirigentes -con pasado en el PP- como Emilio Argüeso, Emigdio Tormo o Juan Córdoba, controla la cúpula del partido y está considerado el sector oficialista con el beneplácito del entorno de Rivera. En cambio, varios diputados se alinean en torno al portavoz parlamentario, Alexis Marí, procedente de UPyD, y la eurodiputada Carolina Punset, con quien Aguar mantiene buena relación.

Alexis Marí, portavoz parlamentario de C's. EVA MÁÑEZ

A día de hoy, la corriente oficialista tendría fuerza para relevar al actual síndic, si bien es una medida que fuentes de la formación naranja consultadas por este diario consideran que no está previsto tomar. En este sentido, el diario Levante-EMV informó de que Argüeso y Marí comieron el martes en lo que habría sido un encuentro para limar asperezas. Con estos mimbres, y aunque el resultado de la cita no apunta a una exaltación de la amistad, no parece que los diputados críticos vayan a dar el salto en las próximas horas -ya veremos en días- de marcharse al Grupo de No Adscritos salvo que se produjera un ataque sobre Marí en forma de destitución.

No obstante, otras fuentes del partido consultadas por este diario insistieron en que la marcha de Aguar ha agitado intensamente a las bases de corte crítico especialmente en el ámbito municipal. En esta línea, dirigentes consultados opinaron que hay varios diputados de Les Corts que consideran la situación insostenible y que no verían con malos ojos dar el portazo y terminar en el Grupo de No Adscritos. Los parlamentarios consultados por este diario no quisieron confirmar ni desmentir estos comentarios, pero la sensación que deslizaron es no se moverá ficha esta semana.

El hasta ahora portavoz de la Diputación, José Enrique Aguar (i), junto al diputado Tony Woodward. EVA MÁÑEZ

En cualquier caso, el abandono del portavoz de la Diputación de C's se convierte en un renuncia de calado en el partido justo después de la Asamblea General, un camino que ya han tomado algunos otros dirigentes en el resto de España como el cabeza de lista por Segovia al Congreso, Javier Rodríguez Recio.

También siguió estos pasos aunque con anterioridad el ya ex portavoz de la Diputación de Alicante, Fernando Sepulcre quien decidió dejar la disciplina de Ciudadanos el pasado mes de junio. Lo hizo después de que el partido le acusara de pagar con gastos del grupo de Ciudadanos en la Diputación de Alicante una factura de la revisión de su vehículo particular. Sepulcre lo reconoció en su momento, pero lo achacó a los viajes que hacía con su vehículo particular para desplazarse a los municipios de la provincia.

Marí, Hervías, Argüeso y Giner en Les Corts
Posteriormente, el partido anunció que llevaría esos gastos ante la Fiscalía Anticorrupción. Entonces, Sepulcre se pasó al Grupo de No Adscritos y su sueldo fue reducido drásticamente hasta quedar en un 60% de lo que percibe un diputado con dedicación exclusiva además de perder a sus dos asesores. Pese a tener menos derechos políticos de los que tenía, como exige el Pacto Antitransfuguismo, Sepulcre ha mantenido su presencia en todas las comisiones y en los organismos autónomos, de los que percibe una indemnización por asistencias. Por otro lado, apadrinó la llegada a Alicante del partido Unión de Ciudadanos Independientes (Ucin), que ha dado cobijo a algunos exdirigentes de C's si bien no milita por el momento en esta formación.

Noticias relacionadas

next