X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Cita del Elche con Hacienda

Foto: Pepe Olivares
7/11/2017 - 

ALICANTE. A las once de la mañana de este martes tiene el Elche cita en la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en València.

El presidente del club franjiverde, Diego García, y el delegado especial de Hacienda en la Comunitat, Manuel Cabrera, se han emplazado a la firma del convenio singular por el que el Elche se comprometerá al pago de la deuda que mantiene con el fisco y que tienen carácter de crédito privilegiado en el concurso de acreedores.

La firma se produce una vez el Elche ha abonado los 970.000 euros a los que se comprometió este verano cuando consensuó con los técnicos del fisco de la citada Delegación Especial el borrador de un convenio que, desde la Agencia Tributaria insisten a Alicante Plaza que se ajusta "al dedillo" a la ya famosa Instrucción 1/2017, dictada el pasado mes de enero por la Directora General de Recaudación, Soledad García, y en la que se fijan los criterios para la concesión de aplazamientos/fraccionamientos. Dicha Instrucción remite a la Ley General Tributaria (Ley 58/2003), concretamente a su artículo 65, en lo que al aplazamiento y fraccionamiento de los pagos se refiere, y al 82, en materia de garantías. 

Si no ocurre nada inesperado, el club franjiverde suscribirá este martes un convenio para cancelar una deuda de unos ocho millones de euros, en el que queda obligado al pago por temporada de 500.000 euros si su primer equipo milita en Segunda B, un millón si lo hace en Segunda A y dos millones si juega en Primera, si bien a los cuatro años ha de haber reducido la deuda en un 50% o tendrá que hacer una aportación extraordinaria para que no sean más de cuatro los millones que le resten por pagar en los ejercicios siguientes. 

La negociación, iniciada por Diego García y el que era Secretario General, Juan Pascual, y continuada por el presidente y César Nohales, giró sobre los plazos, el importe de las cuotas (por cierto, son dos por ejercicio) y las garantías que exigía el fisco para garantizar el aplazamiento (finalmente ha aceptado una garantía real, el estadio Manuel Martínez Valero), si bien todo quedó pendiente de que el Elche cumpliera con el primer pago al que se comprometía, cosa que se ha producido.

El Elche lo niega pero la firma se produce ahora no solo porque ya se ha desembolsado los 970.000 euros de la entrada, también porque así se garantiza el cobro de la ayuda del descenso y es que corría el riesgo de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se la abonara a Hacienda: después de que a finales de octubre el titular del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante desestimase el recurso de la LFP contra un primer pronunciamiento en el que se instaba a pagarle la ayuda al Elche, a la patronal de los clubes no le queda otra que abonar los 1.250.000 euros que le corresponden al club franjiverde pero si este mantiene deudas, por ejemplo con las administraciones públicas, ese dinero ha de ir a parar a ellas. Con la firma de este martes, el Elche logra un aplazamiento y regularizar su situación con el fisco, el tristemente famoso certificado positivo, de tal forma que a la LFP no le queda otra que pagarle directamente al club. Otra cosa será cuándo y cómo lo hará.

Noticias relacionadas

next