X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA M-CLAN

Carlos Tarque: “hay una edad para todo, aunque la gente se empeñe en ser Lemmy de por vida”

M-Clan publica su decimosegundo disco, Delta, y el cantante y letrista del grupo, Carlos Tarque,habla sobre el giro americana y cumplir años en el rock

13/10/2016 - 

Valencia. Carlos Tarque, al frente de M-Clan desde hace más de dos décadas, estáradiante, y todo se lo debe a su nuevo disco, Delta,grabado como siempre junto a Ricardo Ruipérez.“Es exactamente lo que queríamos: un disco de americana, de canciones con unainfluencia clarísima de los grandes músicos americanos de los 60 y 70”, explicaTarque, que enumera con satisfacción todos esas bandas que ha podido emular: “amí me encanta America, Eagles,Crosby, Stills, Nash & Young, Simon & Garfunkel”. La estancia enNashville durante casi un mes grabando el disco junto a BradJones (responsable del despertar americano de Quique González), sinembargo, no le ha hecho despegar los pies del suelo ni un centímetro: “la gentenormal de la calle no sabe quién es Tom Petty ni su puta madre. Le gustará lacanción más o menos y ya está”.

Con residencia habitual en Dènia (“en la Marina Alta”,precisa), Tarque hace hincapié en el factor mediterráneo de un disco deamericana firmado por un grupo español. “Eso es lo que lo hace especial:nosotros no vamos a jugar en la liga de los Jayhawks,esto tiene más que ver con Los Secretos”, explica recostado sobre una silla enla terraza de un hotel de Valencia. A pesar de que su último disco,desarrollado a partir de la idea inicial de disco acústico, siguecoherentemente “la rama más folkie deM-Clan”, el cantante reconoce los “fantasmas” que trae consigo: “hay muchagente, y a nosotros nos pasa por el principio rockero tan instalado en el país,que te dice lo de que no hay caña en el disco”. Tras más de 20 años, Delta llega en el momento en el que había dellegar: “hay una edad para todo, aunque la gente se empeñe en ser Lemmy de porvida”.

¿Estás contento con el resultado del disco nuevo? ¿Delta suena a lo que pensabas sobre Delta antes de grabarlo?

Sí. Cómo te voy a decir que no. Por supuesto. Además, este esuno de los discos donde más cerca está el resultado de la idea que teníamos, delo que queríamos. Es exactamente lo que queríamos: un disco de americana, decanciones con una influencia clarísima de los grandes músicos americanos de los60 y 70, como tantas otras bandas, y cantado en castellano, que es lo que hahecho siempre M-Clan, pero en este disco de una manera más acústica.

El disco se grabó en Nashville, pero creo que la preguntaes, más que por qué Nashville, por qué ese estudio (Alex The Great) y por quéBrad Jones como productor.

Por coincidencias de compañías discográficas, amigos artistascomo Quique González, disco que habíamos escuchado como el de Josh Rouse… Todonos llevó a Brad Jones. Le pregunté a Quique qué tal, porque más vale ir a algoque sea un poco conocido que ir a un productor que ha hecho un discomaravilloso con Pepito, pero no sabes por dónde va a salir; es importante sabercómo funciona y cómo vas a comunicarte con él. Todo nos llevó a Brad, y creoque hemos acertado. También es bueno para él que vengas de un sitio conocido.Cuando hay mucho en juego, mola que haya una aventura, pero también que existacierta seguridad.

  

Te iba a preguntar precisamente por cuánto habían tenido quever los discos de Brad Jones con Quique González en esa elección.

Mucho. Sobre todo, más que lo discos, y me encanta el sonido (yme encanta Quique), vi el documental de Daiquiri Bluesy me encantó cómo hablaba de las canciones y de la música. Dije: por fin estoyviendo a alguien que no está hablando todo el rato de previos, de micrófonos…de tecnología, que es importantísima, pero lo que quiero es que me hables decanciones, de paisajes, de intenciones, de películas. Hablaba de las cancionescomo de películas, y eso me gustó mucho; como cantante y letrista del grupo,para mí es importante que la música y la letra estén absolutamente conectadas.

¿Cuánto tiempo estuvisteis en Nashville?

26 días. Grabamos en 8 o 9 días, y todo el resto fue mezcla, recordings y tal. Yo no sé grabar, no sé utilizarmáquinas y hay cosas que no sé, pero se hacía todo muy bien y muy rápido, muyconciso, y a mí eso me encanta; soy muy nervioso y no puedo estar dos horaspara que ecualicen. Me encanta la hiperprofesionalidad. El tedio de estaresperando a que hagan una cosa en una hora y media y se me haya ido la voz: yano quiero hacerlo. Y con los músicos pasaba igual: “está canción tiene un rolloByrds, tal… Ah, vale”, y ya estaba.

Este discos aquí, entonces, se podría hacer, pero el procesosería diferente.

Sí, claro, se podría hacer, pero no sonaría igual porque sonmúsicos americanos. Es el típico ejemplo: es como grabar flamenco con ungitano. Sí que se puede hacer, aquí en España hay gente con mucha culturamusical; ese punto que ellos sean americanos y nosotros españoles es el que lohace atractivo. Esa mezcla es lo que creo que hace que sea una cosa única. 

Los músicos imagino que los pondría Brad Jones.

Sí, son casi todos los que grabaron DaiquiriBlues.

Tú mismo lo has dicho, y me parece un disco bastantecoherente con lo que habéis hecho hasta hoy…

Sí, la rama más folkie de M-Clan durante todo un disco.


¿Os parece un paso natural?

Es una evolución natural. Con Ricardo lo hablaba hace muchos años:molaría hacer un disco tipo Bon Iver, y me iría a una cabaña 10 días con unaguitarra, con la voz y una grabadora. Es un poco arriesgado. Es muy bonito,pero es un poco coñazo un disco de 10 canciones de guitarra y voz. Esa fue laidea primigenia de este disco, y luego fue creciendo, creciendo, y es lo quehace que tenga más matices.

¿Os preguntáis a estas alturas cómo será recibido algo que,aunque coherente, es diferente en la práctica?

Sí, siempre te planteas cómo va a ser recibido el disco que estásgrabando. Ahora, eso te tiene que dar igual. Yo hago lo que hago y, si tegusta, bien, y si no te gusta, pues qué putada; pero no puedo estar pensando enhacer algo que te vaya a gustar, porque entonces ya no estoy haciendo lo quetengo que hacer. Eso es un fantasma que está muy presente, pero siempre nos haido mejor cuando no lo hemos pensado: tú haz lo que tengas que hacer, que lagente lo nota. Gustará o no, pero no te podrán decir que está vacío. Se notamucho. Ha habido algunas épocas con M-Clan un poco más confusas, pero engeneral siempre hemos ido a por una cosa, y cuando hemos ido a por eso esrealmente sorprendente cómo la gente lo percibe.

¿Crees que el músico tiene siempre las de perder en esteaspecto? Es decir, si evoluciona, porque evoluciona; y si repite patrones,porque se estanca.

No. Los Beatles innovaban continuamente y fue la hostia. Wilcoinnovan constantemente, dentro de que siempre están en un sitio, y son un gruporespetado. No sé… perder no, no creo. Es cierto que hay mucha gente, y anosotros nos pasa por el principio rockero este tan instalado en el país, quete dice lo de que no hay caña en el disco. ¿Y qué? ¿Si hay caña es bueno y sino la hay es malo? Normalmente hay que digerir las cosas, y la perspectiva eslo que pone a un disco en su sitio; a veces es demasiado, porque si han pasadoigual 8 años el grupo se ha disuelto. ¡Qué buenos son 091! Vale, me lo podíaishaber dicho cuando estaba tocando con mi grupo y haber venido a los conciertos.

En un disco con un concepto tan claro, en el que sonido eincluso la imaginería están muy definidos, ¿qué viene antes, las canciones o laidea de hacer ese disco?

A nosotros nos vino el pensamiento de hacer este disco. Luego,si nos venía un tema más soul que nos podía encajar más en otro disco, loapartábamos un poco; siempre íbamos dirigidos a un sonido. De hecho, lo normales que no salgan ese tipo de temas que no encajan, porque ya vas dirigido. Yoescribo muchas cosas, como poemas, y de ahí saco muchas ideas para las letrasque me encajan con el sonido de la canción; al final uno, cuando construye unacanción, aunque sea una cosa propia, ve una cosa, un paisaje. A veces la músicay la canción te parecen lo mismo, y das en el clavo, y otras veces no. Es unproceso brutal, es muy bonito.

Ahí existe cierta mística que creo que hace que sólovosotros entendáis ese proceso. ¿Cómo decides qué canción va para un disco ycuál no?

Por sonido lo primero. No por temática, porque las letrasmuchas veces son más abiertas. Yo qué sé, ahora me sale una canción muyhardrockera como hemos hecho en otros discos de M-Clan y, para este disco, puesno. De hecho, hay alguna canción en el disco, como ‘Todos Lo Joven Muere Hoy’,que ya es más eléctrica, menos americana… incluso más inglesa. Bueno, todo eso enmi cabeza.


Bueno, se puede coger por lo de ‘All The Young Dudes’ quizá,aunque no signifique lo mismo.

Sí, estaba inspirado en Bowie, en todo ese rollo.Absolutamente. Me hace gracia que lo veas tan claro.

 

¿Qué canciones han sido detonantes de este disco?

‘Grupos Americanos’, ‘California’, ‘Delta’, ‘Viaje Hacia ElSur’… Hay canciones que tenían ya una imagen. Una cosa que teníamos muy clarapara este disco era hacer muchos coros, como Crosby, Stills, Nash & Young;hacer de repente música vocal, que a nosotros nunca nos ha salido muy bien. Amí me encanta America, Eagles, Crosby, Stills, Nash & Young, Simon &Garfunkel… vamos a hacer canciones que tengan, por fin, una guitarra y cuatrovoces. Lo hemos hecho a propósito: vamos a emular esa música. Y estoy muycontento con eso, porque M-Clan siempre ha sido un grupo muy de lead vocal, de dejar que yo haga mis cosas, y aquíhan primado melodías más simples, pero más arregladas.

 

Has nombrado ‘California’ y has mencionado los coros. Paramí sería la canción referente de este disco y ese sonido.

Tengo que decir que la canción y la melodía es toda de Ricardo.Era de otra manera, más arpegiada. En esa canción sí que hay una gran labor deproducción de Brad (Jones), que creó un loopque dijimos: pero tío, qué hijo de puta. Y luego yo, de todo lo que oía cuandoescuchaba la canción, hice una letra con una playa, nostalgia… esas imágenesque tienes de los veranos. Además, lo bonito de ‘California’ es que pensaba queiban a venir los típicos tontos a decirme que iba de americano, y no,precisamente hice esta canción porque nunca he ido a California. Sí, es unacanción muy representativa del disco.

 

Es que la producción de esa canción…

Sí, luego tiene una segunda parte que es muy californiana, comoun homenaje a Love o a The Guess Who, grupos de los años 60, que era unflashback. La canción es como una película, y tiene algo banda sonora; nosinspiramos para eso en el disco de Tom Petty, el Wildflowers,que tiene partes en las que contó con un director de orquesta que hacía bandassonoras. Eso mola, es música muy visual.

 

Te quería a preguntar sobre Tom Petty. Hay momentos en losque incluso la voz me recuerda a esa textura, con las distancias que existen.¿Sientes que has cambiado la forma de cantar para este disco?

Claro. Hay temas muy graves. No hay gritos, casi. Me gustamucho explorar lo grave, porque puedes contar otras cosas; puedes contar cosasde muchas maneras. Ya hace algunos discos que vengo cantando grave, y me gustamogollón; te induce a cantar otras cosas más graves,en el sentido de la gravedad de lo que estás contando.

 

El disco está grabado en Nashville, pero… ¿es más Nashvilleo más California?

No lo sé. Tampoco es algo que me preocupe. El disco está ahí ytiene un punto de americana que puede estar hecha por todo Estados Unidos. Lobueno es que somos un grupo de rock español, y es lo que lo hace especial.Nosotros no vamos a jugar en la liga de los Jayhawks. Esto tiene más que vercon Los Secretos; escuchas a Enrique Urquijo y te das cuenta que tenía más quever con Gram Parsons que todos los grupos que ahora lo reivindican. Luego ahíestá lo de la Costa Oeste norteamericana, que tienes Los Angeles y SanFrancisco; esto es más Los Angeles. San Francisco era más Grateful Dead,Jefferson Airplane… otra onda un poco más drogadiccional,y esto tiene un rollo más californiano de los Eagles, de Crosby, Stills, Nash & Young.

 

Me dijo en su momento el cantante de The Drones que, con losaños, uno empieza a tocar más despacio. ¿Tiene esto que ver con que este discode M-Clan haya salido ahora y no antes?

No nos olvidemos de una cosa: hay una edad para todo, aunque lagente se empeñe en ser Lemmy de por vida; lo natural biológicamente no es quete apetezca tanta caña porque tu cuerpo ya se resiente. Y eso parece que es “esque estás viejo”. ¡Sí! ¡Pero claro! (risas) Yo no quiero estar todo el día así,me aburre. Vamos hacia una cosa que podamos reposar más: quiero follar másdespacio. Es natural. Nos da palo decirlo, pero es lo natural. Parece que porel prejuicio de la supervivencia tienes que ser joven hasta la muerte, y no;otra cosa es que seas un coñazo. En el caso de AC/DC, por ejemplo, ver a AngusYoung queriendo ser… voy a decir una cosa que se me van a echar encima: loestás haciendo ya un poco por resistencia, por el qué van a decir, no pornaturaleza. Y les pasa un poco a los Rolling, que yo creo que ya no salen caside gira por eso; y cuando lo hacen es por mantener ese espíritu, que está muybien, pero no es lo natural. A veces se fuerza la máquina hasta un punto que noes natural. Puedes ser elegante de otra manera. Al final, que cada uno haga loque sienta, pero no es malo hacer algo acorde a tu momento; es una especie demiedo a reconocer el paso del tiempo.

next