X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

RAFAEL CLIMENT, CONSELLER DE ECONOMÍA SOSTENIBLE

"Rafa Carbonell es amigo mío, pero a su despedida le sobraron dos líneas"

7/08/2017 - 

VALÈNCIA. Rafael Climent tiene muy en cuenta que Rafael Carbonell fue uno de sus principales aliados en sus primeros meses como conseller de Economía, los más complicados. Ahora, cuando quien fuera su jefe de gabinete ha decidido abandonar la portavocía nacional del BLOC un año después de acceder al cargo, Climent comprende y respeta los motivos de su "amigo" para dejar la política, pero le afea la forma. Tras su marcha, Climent considera que el Bloc tiene ante sí la oportunidad de orillar las divisiones y fortalecerse para fortalecer a Compromís.

–Quien fuera su mano derecha en el primer tramo de la legislatura, Rafa Carbonell ha salido recientemente del Bloc con fuertes críticas al conseller de Educación ¿Qué le parece que haya dejado la política para defender a su colegio frente a Marzà?

–Ante todo, respeto. Debemos tener la elegancia de respetar las decisiones en cualquier momento. No me gusta hacer leña del árbol caído con nadie. Por lo tanto, su decisión tiene todo mi respeto. A Rafa siempre lo pondré en valor porque es un amigo y una persona a la que aprecio. Pero también he de poner un pero, y es que a la carta que hizo personalmente creo que le sobraron dos líneas. Sin esas dos líneas, hubiera estado fantástico. Pero esas dos líneas tienen una afección directa en todos los que estamos trabajando en un proyecto en el que yo como conseller también participo, porque los acuerdos son del Consell. Sin esas dos líneas, hubiera sido una carta excelente. Pongo en valor su labor y le respeto muchísimo porque es amigo mío y es una decisión personal.

–Como amigo suyo que es, ¿le ha dicho que se ha equivocado?

–Tuve ocasión de hablar con él antes de ver la carta y me comunicó su decisión. Le dije que era la acertada. Después de la carta no he hablado con él.

—¿Entiende sus motivos para dejar el partido?

–La vida son decisiones y cuando uno se encuentra en la encrucijada de querer utilizar la política sin tener un trabajo, a lo mejor uno ha de decidir que, por coherencia, es más importante tener un trabajo y no vivir de la política matando. Porque, normalmente y por desgracia, aquel que no tiene un trabajo asegurado y una estabilidad y se dedica a la política, mata. Y cuando digo mata me refiero a la lucha permanente por buscarse su hueco. Por eso, para mí la decisión de Rafa Carbonell fue tremendamente coherente. Si algo he de hacer, es alabar la decisión que tomó. Además, en alguien a quien le encanta la vida pública, aún es algo a tener más en cuenta.

–A nivel orgánico ¿Cree que su marcha refuerza al sector de afines a Águeda Micó?

–Esto tiene que servir para fortalecer más al Bloc y Compromís. La ejecutiva actual ha de tener la capacidad de hacer piña. Ahora tienen una oportunidad única de fortalecer realmente al Bloc y dejarse de bobadas de dualidades o estos son los míos y los demás son de los otros. Es un momento de cohesión y en esto Águeda tiene un papel fundamental. Debe tener capacidad de liderazgo para cohesionar el partido, algo que creo que ya ha comenzado a hacer. Tengo que alabar también la visión de las personas que Rafa Carbonell decidió que formaran parte de la ejecutiva y que también están por esa labor. Dada la tesitura, es un momento excepcional para fortalecer el Bloc. Y si eso pasa, se fortalece Compromís para dar una visión de partido serio y riguroso.
Compromís sabe gestionar y lo hace bien. Mucha gente pensaba que éramos unos novatos y no sabríamos gestionar y es todo lo contrario. Compromís está demostrando que ha venido aquí para transformar esta sociedad desde la evolución, con ideas absolutamente diferenciadas. Es evidente que no se puede hacer la revolución de hoy para mañana, pero desde la evolución estamos transformando esta sociedad. E iremos trabajando porque Compromís ha venido para quedarse, no estamos de paso. Es una oportunidad para que el Bloc no tenga esos grupúsculos que lo que hacen es debilitar cualquier agrupación.

Noticias relacionadas

next