X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cs mantiene que no apoyará bajar el listón electoral al 3% si no es por circunscripción única

Así es la Ley Electoral Valenciana que quiere el Botànic

15/03/2018 - 

VALÈNCIA. 452 días. A priori, este es el tiempo que falta para que se celebren las próximas elecciones autonómicas y locales de 2019. Una fecha -el 9 de junio del próximo año- en la que los partidos que sustentan el Botànic creen que puede haber entrado en vigor la nueva Ley Electoral Valenciana (LEV) que presentaron este miércoles. Si bien este es un escenario complejo de alcanzar si Ciudadanos no cambia de postura y decide apoyar la normativa, ya que requiere de dos tercios de los apoyos de la Cámara valenciana -66 votos- para salir adelante. 

Desde el inicio de la legislatura, PSPV, Compromís y Podemos fijaron en el Pacto del Botánico como elemento principal de esta reforma legislativa la bajada del listón electoral, que actualmente es del 5%. En concreto, en el eje de Regeneración democrática del documento rubricado hace ya casi tres años por el tripartito se determinó que la norma valenciana requería de una modificación "para hacerla más representativa y proporcional".

Estañ, Puig y Oltra. VP

Con este objetivo, los grupos parlamentarios con representación en Les Corts se pusieron manos a la obra para reformar la Ley Electoral Valenciana (LEV). Durante meses trabajaron en la comisión de estudio sobre una amplia reforma del Estatut de Autonomía y, con las principales conclusiones ya en la mano, la coalición valencianista que lidera Fran Ferri quedó encargada de realizar una propuesta al resto de formaciones políticas que pudiera genera consenso. Salvo el PP, todas estaban de acuerdo en bajar el listón electoral al 3%. Sin embargo, hace un par de semanas, Ciudadanos sorprendió al resto de partidos condicionando su apoyo a esta rebaja a que se hiciera por circunscripción única. Una fórmula que requiere una modificación del artículo 24 del Estatut y, por tanto, inviable en esta legislatura. 

A pesar de que este escenario a día de hoy permanece idéntico, el Botànic decidió este miércoles registrar su propuesta de reforma de la ley para que se inicie el trámite parlamentario con la esperanza de hacer cambiar de opinión al partido naranja en lo que queda de legislatura. No en vano, el portavoz adjunto del PSPV, Alfred Boix, avanzó que desde "la humildad" están "dispuestos a escuchar, acordar y consensuar con el resto de formaciones y diputados" con el fin de sacar una ley electoral "más moderna, más justa y más igualitaria". También Ferri mostró la disposición de su grupo a hacer modificaciones, pero "siempre para avanzar". 

Ahora, en aproximadamente 15 días el Consell debe emitir su criterio y, a partir de entonces, los grupos comenzarán a negociar sus enmiendas parciales. Así, además de la rebaja de la barrera electoral al 3% a nivel de circunscripción -actualmente el Estatut recoge que esta es provincial- y en el conjunto de la Comunitat Valenciana -es decir, plantean un listón provincial y autonómico-los principales cambios que presentaría la nueva ley serían los siguientes: 

Propuesta de nueva Ley Electoral Valenciana. VP

-Voto preferencial, listas desbloqueadas. Según explicó el diputado de Podemos Antonio Montiel, este modelo está tomado del sistema sueco y "mejorará la calidad de la representación". El Botánico quiere introducir una nueva fórmula que les acerque al modelo de listas desbloqueadas. Con este método los ciudadanos podrían decantarse respecto a algunos miembros de las candidaturas de los partidos. Esto es, en las papeletas que deban depositar los electores en las urnas habrán unas casillas al lado de cada candidato que los ciudadanos podrán seleccionar con una X. Tendrán la opción de seleccionar hasta tres nombres de la lista, de manera que si un candidato reúne más de un 10% de los votos emitidos, podrá subir posiciones en la lista. Es decir, los votantes expresarán su preferencia por tres candidatos de un partido; posteriormente, en el recuento, se sumará los apoyos que ha recibido cada uno de ellos y se reordenará la lista en función del número de votos recibidos si los candidatos reúnen más de un 10% de todos los votos. De esta forma, una persona que vaya de número 20 en la lista, puede llegar a escalar hasta el segundo puesto -los cabezas de lista no se podrán cambiar, ya que son elegidos por sus formaciones-. Eso sí, siempre y cuando sea del mismo sexo que la que ocupe esa segunda posición para respetar la paridad de las listas. Si no se da esta coincidencia, ocuparía el tercer lugar.

-Listas cremallera. Las listas de cada partido alternarán hombres y mujeres de manera ordenada para garantizar la paridad al 50%. 

-Incompatibilidades. Además de las incompatibilidades que ya recoge la LEV actual, PSPV, Compromís y Podemos introducen nuevas situaciones de incompatibilidad. Estas se amplían a miembros de corporaciones locales -alcaldes y concejales no podrán ser diputados, como sí ocurre ahora con aproximadamente 15 parlamentarios-, personas que ostentan la presidencia o dirección de cajas de ahorro de fundación pública, o personas titulares de autoridades portuarias por nombramiento del Consell. 

-Primarias abiertas. Los partidos que sustentan el Botànic quieren favorecer que todas las formaciones políticas hagan primarias abiertas. Para ello, la nueva ley incrementa en un 5% el importe de la subvención electoral para aquellas candidaturas que acrediten ante la Junta Electoral Valenciana la realización de primarias abiertas para elegir a los cabezas de listas. 

Antonio Montiel, Fran Ferri y Alfred Boix. VP

-Debates obligatorios. PSPV, Compromís y Podemos quieren que se establezca la obligatoriedad de hacer debates electorales en À Punt en horario de máxima audiencia. En estos, "no sólo participarán las candidaturas con representación en Les Corts, sino también aquellas que hayan obtenido al menos un 3% de los votos válidos en otras elecciones celebradas", lo que conllevaría a que formaciones como Esquerra Unida participara también en ellos.

-Mailing unificado. También se plantea el envío de papeletas y publicidad de las distintas candidaturas por correo electrónico. Una propuesta que nace de la necesidad de reducir el impacto en el medioambiente y que, además, tendría un beneficio económico considerable para los partidos por la reducción de gastos que comportaría. Como sucedería con los debates, también en este caso se enviarían papeletas de los partidos que obtuvieran más de un 3% de los votos emitidos en anteriores elecciones. 

-Facilitar el voto de residentes en el extranjero. Aunque la competencia para regular el voto rogado es del Estado, los partidos valencianos quieren cambiar la LEV para facilitar que las personas que vivan en el extranjero puedan obtener las papeletas en formato electrónico con el objetivo de poder ejercer su derecho a sufragio. 

-Distribución proporcional de los espacios electorales. De aprobarse este apartado, los grupos parlamentarios de Les Corts tendrían tiempo gratuito de propaganda en campaña electoral en función de la representación obtenida en la Cámara. Y, aquellos partidos que no hubieran accedido al parlamento, podrían tener también cinco minutos cada uno. 

Noticias relacionadas

next