X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

moción de guanyar aprobada tras una rectificación y dos enmiendas

Alicante pacta controlar los desmanes del tardeo con una revisión normativa global

22/02/2018 - 

ALICANTE. La necesidad de regular los veladores y los demanes del ocio y la hostelería asociados al fenómeno del tardeo consigue unir a los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Alicante. PSOE, PP, Ciudadanos, Guanyar, Compromís y los dos ediles no adscritos han secundado la propuesta presentada por la plataforma electoral que encabeza EU para que se inicie la modificación de la ordenanza de Ocupación de la Vía Pública que rige en la concesión de esas autorizaciones. Pero, eso sí, ha sido necesaria la renuncia de Guanyar a parte de su redacción (la que hacía referencia a la consideración de las alegaciones presentadas por 12 asociaciones de vecinos) y la incorporación de dos enmiendas de adición por parte de Compromís y del PP para que el problema se afrontase desde una perspectiva global.

Por partes. El debate se ha abierto con dos intervenciones de representantes vecinales, una por parte de la portavoz de 12 colectivos de residentes, y otra en representación de los vecinos del Centro Tradicional. En ambos casos, han reclamado mayor control tanto en la concesión de autorizaciones como en el cumplimiento de la norma para permitir el descanso de los residentes, además de una nueva disposición de los veladores, junto a las fachadas de los edificios y no en el espacio central de las calles, para permitir el acceso de los vehículos de los servicios de emergencias.

El portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha defendido la propuesta como uno de los compromisos alcanzados en el pacto de gobierno suscrito en junio de 2015 y ha subrayado que la modificación es una necesidad expresada por los vecinos, a los que no se les ha permitido hasta ahora intervenir en el proceso. Los dos ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre, han acusado directamente a Pavón de no haber adoptado ninguna decisión al respecto durante los dos años que ha estado al frente de las concejalías de Urbanismo y Ocupación de la Vía Pública. Con todo, Sepulcre sí ha coincidido en la necesidad de afrontar el problema con una solución estable.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, por su parte, ha abundado en las novedades legislativas registradas desde el año de aprobación de la ordenanza, en 2013. También ha señalado que se debería haber afrontado una actualización de la norma que ahora se solicita desde hace tiempo. En esta línea, ha señalado que la revisión debe tener en cuenta la del resto de normas relacionadas con las condiciones de implantación de locales de hostelería y con el descanso de los residentes, como la ordenanza de ruido. En este sentido, ha planteado una enmienda de adición por la que Compromís solicita que también se inicie la modificación de esa norma.

La líder de Ciudadanos (Cs), Yaneth Giraldo, también ha reprochado a Pavón que no abordase el problema durante su etapa en el gobierno, cuando ya ejercía una oposición interna. En esta línea, ha añadido que su grupo también había reclamado la revisión del problema en profundidad, junto a la ordenanza de ruido.

La portavoz del PSOE y edil de Urbanismo, Eva Montesinos, ha  sido especialmente dura con Pavón al plantear que habría que hacer una auditoría sobre lo que "no hizo en su etapa en la concejalía por cobardía y quiere que ahora hagamos todos por usted". En esta línea, le ha reprochado que no se hubiese reunido para atender la reivindicación de todos los agentes sociales interesados en la cuestión, como los empresarios de la hostelería, y que plantee ahora revisar la ordenanza sólo en función de las alegaciones de los vecinos, de modo partidista y con sectarismo. Además, ha recordado que Pavón ya rechazó esas alegaciones a las que ahora alude, cuando se planteó una revisión técnica de la ordenanza, el pasado mes de mayo. Por ello, ha apuntado que el PSOE no podía secundar esa petición, pese a que sí está dispuesto a abordar la modificación de esa norma teniendo en cuenta los intereses generales y ha añadido que ya se había iniciado la tramitación de los planes de ordenación, como el de la plaza de Gabriel Miró.

El concejal del PP, José Ramón González, ha insistido en que "últimamente el señor Pavón sólo trae aquí cosas para recibir". Con todo, ha señalado que su grupo consideraba necesario que se regulase la actividad de modo que se concilie los intereses de vecinos y empresarios y ha vuelto a lamentar la desaparición de la unidad de la Policía Local encargada de velar por la aplicación de la norma. En esta línea, ha garantizado su apoyo a la iniciativa.

En el turno de réplica, el alcalde, Gabriel Echávarri, ha planteado la posible modificación del texto de la moción presentada por Guanyar para que se elimine la referencia expresa a que la revisión se aborde en función de las alegaciones de doce asociaciones vecinales. El líder de la plataforma electoral que lidera EU ha respondido a las acusaciones de Montesinos sobre su falta de trabajo y, finalmente, se ha mostrado dispuesto a retirar la referencia expresa a las alegaciones vecinales. Compromís también ha hecho valer su enmienda y el PP ha añadido una segunda, para que también se aborde la revisión de la ordenanza desde una perspectiva global, en la que también se tenga en cuenta la revisión de los planes especiales del Centro Tradicional y Casco Antiguo, ahora en proceso de negociación. Así, la propuesta ha quedado aprobada por unanimidad.

Compromís añade una enmienda para que también se revise la ordenanza de ruido y el PP otra para que que se aborde también la modificación de los planes especiales del Centro y Casco Antiguo

El pleno también ha aprobado el inicio del expediente para solicitar la declaración de los parajes del saladar de Agua Amarga y de las lagunas de Fontcalent como parajes naturales municipales ante la Conselleria de Medio Ambiente con el respaldo unánime de todos los grupos municipales. El acuerdo ratifica así la decisión alcanzada en la última comisión de Servicios, convocada de manera forzosa a iniciativa de Guanyar, PP y Compromís, después de que el PSOE frenase, en diciembre, la convocatoria en la que iba a debatirse esa misma propuesta. 

Todos los grupos políticos han coincidido en la necesidad de mejorar la protección de esos dos entornos por su valor ambiental con el propósito de ampliar, también, las posibilidades turísticas de la ciudad, como ha señalado el exconcejal de Medio Ambiente de Guanyar, Víctor Domínguez. Su sustituto en esa delegación, el socialista Fernando Marcos, ha justificado la demora en la adopción del acuerdo al explicar que el PSOE tenía ciertas dudas, como las que había tenido el propio grupo municipal de Guanyar, cuando se materializó el cambio de competencias entre sus concejales, y que antes de que facilitar su aprobación debía resolver esas dudas con los técnicos municipales.

Noticias relacionadas

next