X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tensión en les corts por la ley de acompañamiento

Alexis Marí y sus no adscritos suman puntos con Ximo Puig

18/11/2017 - 

VALÈNCIA. Poco se imaginaban los cuatro diputados que abandonaron en junio de este año la disciplina de Ciudadanos que este viernes, día elegido para la aprobación de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, iban a salir del ostracismo al que vienen siendo sometidos en Les Corts para convertirse en actores principales de la sesión parlamentaria. 

Sus cuatro votos fueron esenciales durante una parte de la mañana, dado el anuncio sorpresivo por parte de Podemos de abstenerse en uno de los momentos más importantes del ejercicio para el Consell que lideran PSPV y Compromís. Al margen de que estas formaciones pudieran recabar vía telemática alguno de sus apoyos ausentes en la cámara que deshicieran el empate -40 a 40- que reinaba entre el rechazo de PP y Ciudadanos y los citados PSPV y Compromís, los cuatro diputados que en su día se fueron con cajas destempladas de la formación de Albert Rivera salieron al rescate del Gobierno valenciano que lidera Ximo Puig.

Una acción que, según fuentes de ambos sectores, se produjo a cambio "de nada". No existió negociación. Todo ello pese a que los cuatro diputados no adscritos han venido reclamando distintas prerrogativas parlamentarias que se les otorgan a los grupos de pleno derecho y que a ellos se les han negado. En este sentido, los equilibrios de la cámara son complejos y ceder a las peticiones del grupo que lidera Alexis Marí, exsíndic de Cs, podría afectar a diversas cuestiones: sin ir más lejos, el temor socialista a que la formación naranja presione el 'botón nuclear' de Gandia que conlleve la pérdida de la alcaldía en un municipio de tanta relevancia.

Así, y aunque cada uno de los cuatro parlamentarios tiene sus propias circunstancias, en la jornada clave de este viernes decidieron, sin ninguna exigencia concreta a cambio, prestar respaldo al Consell del Botànic y sacarles del embrollo en el que les había sumergido Podemos. Ahora bien, nada -en política tampoco- es gratis.

Precisamente la posición de Marí, el otrora portavoz de Ciudadanos, es la que genera mayor expectación informativa. Días atrás, la formación surgida tras el abandono de varios dirigentes de Cs, Contigo, que lidera el diputado provincial José Enrique Aguar, tanteó al parlamentario para que se incorporara a este partido dado que la citada formación afrontará el primer fin de semana de diciembre su primer congreso nacional en el que se decidirán los principales cargos del partido de reciente creación. Así, las fuentes consultadas por este diario señalaron que finalmente Marí declinó sumarse en este momento al proyecto en el que sí se encuentra integrado uno de los diputados no adscritos que abandonó junto a él la disciplina de Ciudadanos, Domingo Rojo.

En este sentido, cabe recordar que el exdirigente de Ciudadanos ha sonado en los mentideros políticos socialistas en más de una ocasión como un posible fichaje en el Gobierno valenciano que lidera Ximo Puig. De hecho, según diversas fuentes, la relación entre ambos dirigentes es próxima y fluida y el jefe del Consell ha valorado durante la legislatura que Marí y sus compañeros se jugaran el tipo firmando la declaración contra los Presupuestos Generales del Estado de 2017 de Rajoy contraviniendo las directrices de su partido. Una situación que terminó con el cese como portavoz de Ciudadanos de Marí y, meses después, con la ruptura definitiva con la formación naranja.

A esto hay que sumar lo ocurrido este viernes; cuando los cuatro diputados se prestaron para sacar del atolladero a PSPV y Compromís más allá de las dudas o convicción existente en este pequeño grupúsculo de parlamentarios acerca de la ley presentada. De hecho, no eran pocos los diputados e incluso altos cargos del Consell que se preguntaban si en el próximo envite presupuestario también sería necesaria esta eventual alianza ante un enquistamiento de la tensión con Podemos. Una posibilidad que alimenta la opción de que Marí y los suyos sigan sumando puntos con Puig de cara a un hermanamiento que termine cristalizando en el futuro.

Noticias relacionadas

next