X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La Bellesa del Foc ha pasado por todas las escalas de la fiesta

Aleida González, una bellesa 'millennial'

13/06/2018 - 

 ALICANTE.- Basta una breve conversación con ella para comprobar lo interiorizada que tiene Aleida González las fiestas del fuego. Durante los días posteriores a su nombramiento como Bellesa del Foc 2018, ya se desenvolvía en los actos oficiales como pez en el agua, del puerto de Alicante, obviamente. Y no es de extrañar, vista la tradición familiar.

La fiesta es una forma de vida para ella. «La mía es una familia festera que trabaja incansablemente, por y para la fiesta, algo que me han inculcado desde bien pequeña», afirma. De hecho, ha sido dama infantil de su Foguera, Port d’Alacant, tanto en 2001 como en 2002, siendo elegida belleza infantil en 2005 y más tarde dama adulta en 2012, pero, también delegada de bellezas desde 2013, además de belleza adulta en 2017, hasta que ahora ha conseguido la más alta representación. Pasito a pasito, desde abajo, conociendo plenamente todas las escalas de la fiesta, desde la infancia hasta su etapa adulta.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Pero 35 años antes de su nombramiento, su madre María Vicenta Martín-Zarco hizo también realidad el mismo sueño, convirtiéndose en Bellesa del Foc en 1983. Y es que, según confiesa, «mi madre es mi auténtico referente en la vida, gracias a ella yo soy quien soy ahora». Aunque también su padre ha permanecido siempre activo, compatibilizando distintos cargos en su Foguera. Incluso su tía, Toñi Martín-Zarco, que actualmente preside la comisión de Port d’Alacant y además ha sido la única mujer candidata a la presidencia de la Federació.

Así que ese amor y esa pasión por Fogueres que ha vivido desde niña de la mano de sus padres y familiares cercanos, tenía que dar ahora sus frutos en forma de cualidades perfectas para representar a la mujer alicantina durante el noventa aniversario de la festividad.

En torno a esa temática se celebró la Gala de Proclamación en la que ella hacía realidad su gran deseo. 90 anys, anys 90 era el nombre escogido. Un título que no era cualquier cosa, porque se trataba de una mención al citado aniversario, así como de un homenaje a una década musical y a toda una generación. La de Aleida González, la generación millennial. Los nacidos entre 1985 y 1995, con la implantación de internet y el desarrollo de las tecnologías informáticas como escenario principal. Una generación que ahora ha adoptado las redes sociales casi como método de vida.


* Lea el artículo completo en el número de junio de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next